¿Te apuntas a la nutricosmética?

Las dosis de belleza en formato cápsula están cada vez más presentes en nuestra vida porque sus ingredientes naturales ofrecen múltiples beneficios en la piel, el pelo... Además, ayudan a controlar el peso e incluso aportan energía.  

¿Cómo podemos convencer a alguien que nunca ha probado los nutricosméticos? María de Andrés, licenciada en Farmacia y que está al frente del Departamento Técnico del Grupo Vive+ nos destaca sus ventajas.

En primer lugar, su efectividad. “Al organismo le resulta fácil absorber los principios activos de sus fórmulas para cumplir su función”, explica. Además, “están hechos a base de ingredientes beneficiosos para mantener la salud sin efectos secundarios”, añade. Y, por último, son muy fáciles de tomar. Las presentaciones más habituales son las cápsulas y los viales bebibles.

 

¿Notamos rápido sus efectos?        

 

No todos los nutricosméticos son inmediatos, pero sí de resultados rápidos. Por ejemplo, en el caso de la melatonina, “se toma 20 minutos antes de acostarte y duermes de maravilla sin crear adicción”, nos dice la directora técnica del Vive+. Esta empresa española lleva 5 años desarrollando complementos dietéticos de calidad a precios asequibles y que se pueden encontrar en supermercados y grandes superficies.

 

“Lo único que debemos tener en cuenta con los nutricosméticos es la constancia. Si los tomamos a diario, en muy poco tiempo notaremos su poder”, asegura María de Andrés.

 

La experta recuerda además que, desde siempre, el propósito del Grupo Vive+ ha sido democratizar la nutricosmética, es decir, “acercarla a una mayoría, a todas aquellas personas de mente moderna, preocupadas por la salud y el bienestar, por conservarse ágiles y jóvenes a pesar del tiempo, y también por su estado de ánimo”.

 

¿A qué edad se recomienda empezar a tomarlos?

Siempre dependerá de cada producto. De Andrés nos expone varios ejemplos: “La jalea real o el própolis con jalea real y equinacia para reforzar las defensas y cargarnos de energía, deberíamos tomarlos todos los adultos. Lo mismo pasa con las vitaminas, la biotina para mejorar la calidad y belleza del pelo, etc.”.

A partir de los 30 años, el organismo disminuye a la mitad la síntesis de colágeno y, en general, empieza a necesitar el aporte de los complementos dietéticos. “Prácticamente existe un remedio de nutricosmética para prevenir y evitar todos los problemas, productos específicos para estar más sanos, más esbeltos, con más energía y vigor en cada etapa de la vida”, argumenta María De Andrés.

 

¿Hay personas que no pueden consumirlos?

En general, no. Aunque, según De Andrés, existen algunas excepciones. “Sería el caso de aquellas personas que tengan intolerancia a algunos de los componentes. También deben preguntar siempre si los pueden tomar o no las mujeres embarazadas y durante el periodo de lactancia”, añade.

 

Por Rosa Salom

Continúa leyendo