Todos los Secretos del 'Eyeliner'.

Aunque nunca ha pasado de moda,  este año el eyeliner se declina en todas las formas posibles: grueso, fino, geométrico, en tecnicolor... Sigue leyendo esta miniguía, porque tienes las claves para elegir el más adecuado, potenciar los rasgos y conseguir el efecto deseado. ¡Que no te tiemble el pulso! Si en esta ocasión no encuentras el tuyo, es porque no quieres. Descubrir qué eyeliner te va mejor según la forma de tus ojos, las mejores herramientas para delinear con precisión y las tendencias más hot te perimitirán sacar partido a tu mirada.

A CADA OJO... SU LÍNEA
Rasgados. Sensuales y exóticos, no necesitan ser modificados o corregidos. “Aplica el eyeliner en el exterior, a ras de pestañas y siguiendo la línea natural de éstas”, dice Noelia Fuentes, make up artist de Maquillalia.com
Juntos. Estira la terminación de la raya hacia la sien. El objetivo es separarlos.
Caídos. Son aquellos en los que el lagrimal está más elevado que el extremo. ¿Cómo corregirlos? “Ensancha el dibujo de mitad hacia fuera del párpado móvil y levanta el final con un contundente rabillo”, dice Fuentes.
Redondos. “Pinta toda la línea de agua hasta llegar al lagrimal, tanto por arriba como por abajo”, afirma la experta.
Según el tamaño del párpado: si es estrecho, crea una franja fina, engrósala a medida que deslices el eyeliner y termina afinándola. En caso de tenerlos grandes, no te cortes: es el marco perfecto para un diseño atrevido.

FORMATO A MEDIDA
Lápiz de madera y automático. Es ideal para aquellas que son poco mañosas, porque es relativamente fácil dibujar un trazo continuo (siempre que esté afilado). ¿Opción exprés? Puntea entre las pestañas con el lápiz y barre con un pincel plano. ¡Un fumée preciso y precioso!
Con esponjilla. Si no estás familiarizada con él, te resultará dificultoso. ¿Alguna ventaja? Funciona bien para definir pequeñas zonas del ojo y, si se cierra a conciencia, dura bastante tiempo sin secarse.
Rotulador, boli... Consigues un trazo acentuado, definido y de larga duración. Aplícalo con la barbilla ligeramente levantada (como haces con la máscara de pestañas) para dar visibilidad al párpado.
Con pincel. Es perfecto para incondicionales del eyeliner. Esta herramienta te ayuda a trazar todas las variantes: infinito, in crescendo, sutil... ¿Modo de empleo? Dibuja a ras de pestañas con el pincel plano para hacer líneas anchas; de canto, delineas las estrechas, y con la punta consigues ese ansiado minitrazo que da alta definición extra al lagrimal y el rabillo.

JUEGO DE TEXTURAS
Cremosa. No gotea y seca al instante. Necesitarás un pincel para su aplicación.
En gel. Es perfecto para manejarse con cualquier estilo de eyeliner porque consigue una línea estable, luminosa y limpia.
Líquido. El resultado es preciso y acharolado, pero controla la cantidad de pigmento que coges. Si te excedes, hay que empezar de nuevo. (Ambos bloques asesorados por Gato, makeup de Maybelline).

LOS CÓMPLICES DEL MEJOR TRAZO:
1. Dos en uno, Eyeliner Pen Wave Goddess (3,79 €), Essence.
2. Liner Smokey Eye Kajal (23,50 €), Bobbi Brown.


 

3. Pen Le Grand Bleu (3,79 €), catrice.
4. Liquid Eyeliner Eyeko Eye Do (16 €), Eyeko  (en Douglas).
5. Aqua Liner Waterproof (24,50 €), make up for ever  (en Sephora).
6. Quickliner For Eyes Intense (22,50 €), clinique.
7. Con toques de azul cobalto, Eyeliner Night Flight (35,50 €), Nars.
8. Superliner So Couture (8,95 €), L’oréal paris.


 

 

 

 

 

 

9. EyeStudio Gel (8,99 €), Maybelline.
10. Crayon Khôl (16,50 €), clarins.
11. Delineador Écriture (34 €), chanel.
12. Eyeliner Brillante (1,49 €), mua (en  maquillalia.com).


 

 

 

 

 

 

13. Rotulador Eye Sweep (8,90 €), mememe.
14. Eyeliner Flex Tip (13,95 €), isadora (de venta en Douglas).


 

 

15. Stylo Crème Khôl & Liner (26,10 €), guerlain.


 

16. They’re Real! Push Up Liner (25 €), de Benefit. Efecto ‘push-up’ pues este delineador con punta flexible y biselada crea una mirada de impacto en un abrir y cerrar de ojos. Logra un trazo simétrico en ambos ojos a la primera, sin retoques ni churretes.


 

PARA ESTAR A LA ÚLTIMA
Nina Leykind, cofundadora de la firma de culto Eyeko (usada por la it girl Alexa Chung) y conocida en los medios ingleses como “la reina de las máscaras de pestañas”, nos avanza cómo será la raya el próximo otoño. ¡Toma nota!


-OJOS DE GATA.
Así se hace: comienza el trazado partiendo del centro del ojo y dibuja un ángulo hacia el exterior. Realiza otra línea que salga del extremo, une  ambas, rellena con trazos rápidos y finaliza el rabillo.
Corrige o matiza con: un bastoncillo impregnado en loción desmaquillante.


-‘OCHENTERA’.
Así se hace: esboza la línea del párpado superior y alarga ligeramente. Después, dibuja el párpado inferior y une ambos trazos con gracia.
El orden sÍ importa: aplica el eyeliner después de la base, las sombras... y antes de la máscara.

-LÍNEA GRÁFICA.
Así se hace: sigue los mismos pasos que para hacer una mirada felina pero, en lugar de trazar la línea hacia fuera, crea otra sobre la cuenca del ojo.
Más fácil: haz un boceto previo. Dibuja unos pequeños puntitos en el párpado, une y satura.

Por: Sonia Coronel.

Continúa leyendo