Tendencias Makeup. ¿Qué te va (Avance de Temporada).

Son las nuevas tendencias en maquillaje para el próximo otoño-invierno. ¿Atrevidas? No, toma nota de los consejos de los mejores maquilladores. Con ellos nadie quedará fuera de juego. Hay opciones para todas.

EFECTO EMPOLVADO
Se lleva: el acabado ‘cara lavada’ repite una temporada más, con unos ligeros matices. “La idea es mantener ese efecto saludable que el sol ha dejado en nuestra piel, pero se busca un resultado mate, extraligero y húmedo”, explica Gato, maquillador oficial de Maybelline N.Y.
Tu aliado: “las bases ‘invisibles’, etereas y fundentes, esas con las que parece que no has pasado por el tocador, que perfeccionan, cuidan y permanecen inalterables durante todo el día”, comenta Esther Montoro, directora de formación de Make Up For Ever en España.
Así favorece: “para que este makeup se vea impoluto es necesario que la piel no haya sucumbido a la deshidratación (algo muy común tras el verano) y que no haya rastro de manchas pigmentarias”, explica Gato. ¿Dudas sobre el tono?
Elige uno similar al color de tu piel y olvídate de los más oscuros, que te ponen años. El efecto careta pasó a la historia. El secreto está en que parezca que no vas maquillada. ¿La clave? ¡Naturalidad!
Potencia con: “corrector para minimizar las imperfecciones (rojeces, ojeras...) y un iluminador ‘todoterreno’ que sea capaz de disimular los signos de cansancio”, comenta Amandi Isnard, jefe de desarrollo de Eve Lom.
Apúntate a: un ‘Total look’. Elegancia extrema. Para los expertos de Clarins, prima una imagen de auténtica lady urbana. “Tez, ojos y labios se armonizan con encanto”. ¿La clave? Huir de las estridencias y buscar el equilibrio. ¡Reserva los makeup agresivos para ocasiones especiales!

DELINEADO DE CINE
Se lleva: grotesco, desenfadado, extragrueso, de aires asiáticos o de esencia minimal... El todo vale en cuestión eyeliner es una máxima, tanto en la forma como en el color. “Así, conviven las líneas suaves y difuminadas, que recrean un halo de sofisticación y misterio, con los trazos más gráficos para estampar una mirada estructurada y geométrica”, precisa Myriam Artiles, formadora de la firma NARS en España.
Tu aliado: “los liners en formato rotulador,  de alta definición y con efecto long lasting (larga duración). Imprescindibles para las que son poco mañosas, tienen poco pulso o no se atreven con un trazo extralarge”,  dice Rebeca Lombardo, maquilladora oficial de L’Oréal Paris.
Así favorece: “trabaja la línea de las pestañas superiores con eyeliner. En cuanto a las inferiores, reálzalas de forma sútil con sombra marrón. ¿El resultado? Agrandas los ojos y potencias la forma natural de las pestañas”, indica Gato.
Potencia con: perfiladores de color. “Usa uno para la línea acuosa del ojo y cambia de tono para las pestañas superiores. ¡Es lo más! Y además son una excelente prebase (evitan que se marque el pliegue del párpado al aplicar el eyeliner)”, explica el equipo makeup de Deborah Milano.
Apúntate a: el rasgado eléctrico color a raya. El eyeliner se reinventa de mil maneras y campa a sus anchas. Conviven acabados galácticos,  étnicos, de inspiración manga... con los más clásicos y ultrafemeninos. ¿El arma secreta? Los pigmentos en tonos vivos  (verdes, amarillos, rojos...) que se engrosan con audacia sobre el párpado o en curiosos rabillos.


PESTAÑAS 'DOMINATRIX’
Se llevan: largas, intensas y llenas de carácter. “La mirada bambi desaparece”, precisa Baltasar González Pinel, director artístico de M.A.C. Las pestañas cobran una nueva dimensión, se tunean con un claro objetivo: levantar la mirada.
Tu aliado: “las máscaras que contienen colágeno. Éstas aseguran una cobertura total sin grumos y un acabado espectacular, flexible, intenso y dramático”, aclara Gato, de Maybelline.
Así favorece: “da unas primeras capas rápidas y ligeras, de raíz a puntas, con el cepillo en plano y apoyado en las raíces (paralelo a la línea de pestañas). Cuando hayan adquirido cuerpo, céntrate en potenciar las exteriores para alargar y elevar el ojo. Por último, rellena las raíces impregnándolas con la punta del cepillo (en vertical) para crear volumen y definición extra. Hazlo desde el interior y con el ojo abierto, nunca a la inversa”, precisa el experto anterior.
Potencia con: “el uso del rizador de pestañas para elevar, previo a la aplicación de la máscara, y el palito de naranjo (el que se usa para la manicura). Es útil para abrir y separar las pestañas que se han quedado pegadas unas a otras”.
Apúntate a: la mirada ‘black’. El look gótico se convierte en tendencia este otoño. ¿Tus aliados en esta ‘empresa siniestra’? El eyeliner negro, las sombras topo  (oscuras) y la máscara de pestañas negra. Su aplicación es ‘semi’ y recubren con contundencia desde el centro del ojo hacia fuera. ¿Te pasas al lado oscuro?


PÁRPADOS GLASEADOS
Se llevan: “el smokey masivo y opaco en tonos metálicos (azules, plomo, grafito...) y la opción monocromo (cubre todo el párpado móvil y llega a tocar el arco de la ceja)”, precisa Baltasar González Pinel de M.A.C. En cuanto a la paleta cromática, desafía cualquier patrón de maquillaje pasado. Cobra especial protagonismo el oro, promete dar mucho juego (lo veremos en ojos, pómulos, labios...), y  junto a él un auténtico vergel: rosas, verdes, malvas... y los incombustibles nude: marrones satinados, tejas soft, chocolates... “Es tiempo de contrastes”, afirma Esther Montoro, de Make Up For Ever.
Tu aliado: “un pincel flexible y plano que te permita acceder a cualquier punto de la cuenca del ojo y llegar sin contratiempos al arqueado natural de la ceja”, precisa el experto de M.A.C.
Así favorece: usa la técnica del ahumado para disimular unos ojos prominentes, y un golpe de luz en el lagrimal si los tienes hundidos.
Potencia con: “extiende una prebase o un poco de corrector en el párpado móvil, antes de la sombra, y difumina con la yema de los dedos. De esta forma, prolongas la duración del sombreado y te aseguras de que no se cuartee a lo largo del día”, explican los expertos de Deborah.
Apúntate a: reflejos brillantes. “Pigmentos ocres, oro, caramelo... recrean un efecto de negativo antiguo”, explica Baltasar González Pinel, de M.A.C. ¿Con qué objetivo? Aportar volumen y luminosidad. Utilízalos en lagrimal, nariz, encima del labio superior (arco de Cupido) o en la parte alta del pómulo.


NUEVAS BOCAS
Se llevan: desdibujadas, mates y ‘sucias’ (ligeramente ahumadas).  “Están embrutecidas”, explica González Pinel, de M.A.C., y la carta de efectos es larga: lucen desnudas y suaves (en tonos piel), de efecto mordido invertido (el centro de la boca se sublima con un toque de brillo, mientras los extremos se mantienen mates) o en versión dirty (rouge con un matiz ciruela, negro...).
Tu aliado: “los labiales intensos. Son una apuesta segura porque aportan sofisticación y frescura al mismo tiempo. Además, te sirven tanto para el casual look de día como para el total look nocturno”, aclara Gato, makeup artist.
Así favorece: los tonos más comedidos son perfectos para combinar con una tez nívea, y los rojos más subidos de tono armonizan siempre que no recargues en exceso la mirada. Una regla no escrita que conviene cumplir a rajatabla.
Potencia con: una buena base. Al igual que la piel del rostro, no quedarán perfectos si no están bien limpios e hidratados. Antes de pintarlos, exfólialos con un cepillo de dientes suave y, a continuación, nútrelos con un bálsamo específico. Con este paso fijas el color posterior y les das una textura carnosa, elástica y seductora.
Apúntate a: en clave smoothie.
Los labiales juicy arrasan. Es el nuevo ‘todo en uno’: hidratan, protegen y colorean. ¿Su secreto? Contienen ingredientes emolientes, su textura es ligera y nada pegajosa y el formato en lápiz facilita la aplicación. Sobre estas líneas, un claro ejemplo, Phyto Lip Twist (34 €), Sisley.


‘BLUSH’ ARMÓNICO
Se llevan: “las mejillas definidas, pulidas y con un plus de brillo glamuroso”, dice Myriam Artiles, de Nars. ¿Los it colors? “Aquellos que se mimetizan a la perfección con la luz del otoño (suaves terracotas, beis satinados, rosas apagados...) y con esa piel desnuda, healthy y ligeramente empolvada que está a la última”, precisa Gato, maquillador oficial de Maybelline.
Tu aliado: busca un colorete con toques perlados-plateados. “Te ponen buena cara al momento, tienen efecto segunda piel y dan un plus de luminosidad”, aclara Myriam Artiles.
Así favorece: se quiere un rubor saludable (similar al que se despierta en tu piel cuando haces ejercicio o cuando te avergüenzas por algo). ¿Cómo lograrlo? Esculpe y realza los mofletes con un tono cálido, siguiendo su trazado óseo. La idea es que quede muy difuminado. “Para evitar el efecto mejillas encendidas pasa una brocha limpia que retire cualquier exceso de producto”, explica González Pinel, de M.A.C.
Potencia con: una brocha kabuki de punta plana. ¿Su secreto? “Consigue distribuir el producto de manera precisa, fundente, y evita el feo efecto parche”, comenta Artiles, de Nars.
Apúntate a: el rubor ‘Baby doll’.
El colorete se convierte en el compañero ideal
de la piel nude. ¿Dudas sobre el tono que te va? Elige uno que se adapte al de tu piel. De ese modo obtendrás un resultado totalmente personalizado. ¡Para sonrojarte sin estridencias y sacar tu lado más dulce!



CEJAS AL PODER
Se llevan: juveniles, espesas, oscuras y trabajadas. Una seña de identidad reivindicada por el star system y que ha sido bautizada por diseñadores y gurús de las brochas como cejas bold (frondosas). Una mirada felina y poderosa, que ya lucieran en la década de los ochenta la actriz Brooke Shields o la cantante Madonna. “La idea es trabajarlas sin cambiar su forma”, explica Maite Tuset, senior artist de M.A.C.
Tu aliado: los tratamientos cosméticos que te ayudan a contornearlas y llevarlas bien arregladas. “Si las maquillas, aunque vayas con la cara lavada, ganan expresividad”, aclara la experta en cejas Bárbara Crepo.
Así favorecen: pobladas, temperamentales y tupidas. Aunque no lo parezca, tenerlas o simularlas así rejuvenece la mirada. “Si te falta densidad, rellena las calvitas haciendo pequeños trazos con un lápiz específico, de forma que imiten a la perfección el aspecto de los pelitos que faltan”, explica la beauty coach anterior.
Potencia con: máscara para cejas con textura gel. “Te ayuda a fijarlas si son rebeldes, realzar las gruesas, dotarlas de personalidad en el caso de tenerlas sutiles o disimular las molestas canas que te ponen años”, recomienda Crespo.
Apúntate a: los retoques ‘Arty’.
Ha llegado la hora de sacar tu faceta más artística. Usa kohl o maquillaje para definir las cejas. ¿Modo de empleo? “Perfila con un tono puro y rotundo, siguiendo siempre su trazado natural”, comenta Maite Tuset, senior artist de M.A.C.
Por: Sonia Coronel.

Continúa leyendo