¿Tienes asimetría mamaria?

¿Hay una diferencia entre el tamaño de tus pechos? ¿Te sientes acomplejada? ¿Quieres solucionarlo? El cirujano plástico Moisés Martín Anaya resuelve tus dudas

¿Hay una diferencia entre el tamaño de tus pechos? ¿Te sientes acomplejada? ¿Quieres solucionarlo? El cirujano plástico Moisés Martín Anaya resuelve tus dudas.

 

Lo sufren muchas mujeres...

Lo primero que tienes que saber es que casi la totalidad de las mujeres tienen asimetría mamaria, qué quiere decir que un pecho es diferente al otro, no sólo por presentar diferente tamaño sino también por la forma de la mama o del pezón, o por estar situados a diferente altura."Pero, en realidad apenas el 15% de los casos resulta ser un problema apreciable y llamativo que se camufla tras muchas cirugías de aumento", comenta el experto.

 

Según el especialista, tras el deseo de aumentar el volumen mediante prótesis mamarias lo que se esconde, en una importante mayoría de casos, es el deseo de poner fin a un imperfección que merma la autoestima femenina desde la pubertad.

Cómo resolverlo

¿La mejor solución? "Corregir la falta de armonia con prótesis mamarias,la única solución permanente y oncológicamente segura", según el cirujano plástico.

 

Esta técnica consiste en aumentar de volumen de ambas mamas mediante el empleo de distintas prótesis. "El objetivo es conseguir una simetría lo más natural y armónica posible, puesto que en realidad la perfección no existe en las proporciones humanas".

 

El experto aconseja una solución siempre quirúrgica."Nos encontramos ante un problema que precisa de una reparación permanente". De hecho descarta cualquier retoque efímero. "En el caso del ácido hialurónico, que comenzó a inyectarse en el pecho para procedimientos de aumento mamario fue suspendido por la Agencia del Medicamento, ya que se consideró que su infiltración en la glándula impedía los estudios de detección del cáncer de mama. Por otro lado, su reabsorción al año y medio de ser inyectado lo convertía en una solución provisional".

 

En cuanto a los injertos con la grasa autóloga de la paciente,"es una técnica con poco recorrido, no demasiado estudiada y que no funciona, cuando el pecho requiere grandes cambios morfológicos".

 

Existe, por otro lado, la creencia errónea de que el plasma rico en plaquetas (inyectar la propia sangre enriquecida) puede emplearse para corregir esta anomalía. "No es cierto, aclara,se emplea sólo para rellenar las arrugas del escote".

Continúa leyendo