Trucos a la hora de depilarse

Toma nota de estos consejos para evitar el suplicio de cada semana.

Ya sea com cera, cuchilla o crema, todas sabemos que la depilación es un auténtico suplicio. Algunas veces te chafa planes, otras tienes que llevarte los artilujios de depilación allá donde vas y otras veces no tienes ni tiempo por lo que tienes que salir a la calle cual oso pardo.

Tranquila, estos trucos te ayudarán a espaciar la depilación, a que sea menos dolorosa y a que los pelitos vayan debilitándose. ¿Cómo conseguir que tu depilación dure más? Sigue leyendo.

Paso 1: momento exfoliación + hidratación intensiva

De esta forma te desharás de las células muertas que camuflan a los pelitos más cortos y con la hidratación el resultado será de una piel más suave y luminosa. ¿Cómo hacerlo? Mezcla miel y azúcar y ya tienes tu exfoliante. Después aplica tu crema corporal hidratante y deja que absorba completamente.

 

Paso 2: dúchate

Barrerás el sudor y los aceites de la piel, lo que facilitará que a las bandas de cera o a las láminas de la cuchilla no se les escurra ningún vello.

Paso 3: ponte horarios

Establece una frecuencia fija en tus sesiones de depilación. Es decir, establece un día de la semana concreto, conseguirás reducir la cantidad y densidad del vello. Eso sí, cuida que no sea la semana antes de que te venga la regla. La piel está mucho más sensible y puede que te duela más.

 

Paso 4: tómale el pelo al pelo

Soja, sándalo o aloe vera. Úntate las piernas en cremas que contengan estos productos. Si quieres resultados inmediatos, busca en cualquier farmacia o supermercado cremas inhibidoras del vello corporal, que se aplican tras la depilación y, en teoría, debilitan los pelitos y retrasan su crecimiento.

Continúa leyendo