Trucos cosméticos para eliminar cicatrices

Conoce los mejores remedios para tratar las cicatrices.

Prácticamente todos tenemos alguna cicatriz en nuestra piel, por pequeña que sea. Cuando las heridas (da igual de qué tipo o cómo se hayan producido), cicatrizan bien, no suelen presentar problemas, sin embargo, cuando no cicatrizan bien o están en una zona visible o es muy grande, lo más probable es que queramos eliminarla o atenuarla lo máximo posible.

Para hacerlo, es mejor no arriesgar demasiado utilizando cualquier tipo de cosméticos o remedios caseros que no son nada seguros para la piel. A la hora de comprar este tipo de cosméticos, lo mejor es comprobar si en su composición hay ingredientes capaces de restaurar las capas más superficiales de la piel, que estimulen la producción de colágeno y que den elasticidad a la piel para que pueda regenerarse sin ningún problema.

Los mejores tratamientos para las cicatrices

El aceite de rosa mosqueta ocupa un puesto estrella en lo que a cicatrización se refiere, y no es para menos, contiene Vitamina C, betacarotenos (que son precursores del retinol) y tretinoina. Estos dos últimos son, exactamente, los encargados de eliminar las cicatrices. Especialmente en el caso del retinol, se ha comprobado que es eficaz reduciendo marcas en la piel ya que exfolia y atenúa las imperfecciones de la epidermis. Asimismo, el aceite de rosa mosqueta contiene ácido linoléico, que en porcentaje elevado que recupera el manto lipídico de la piel y favorece la recuperación de ésta.

Las siliconas y betaglicanos, son otros de los ingredientes más utilizados para tratar las cicatrices. Aunque si las cicatrices son recientes, también podemos apoyarnos en el aloe vera, cuyas propiedades hidratantes y emolientes ayudan a mejorar la elasticidad de la piel, por lo que es más fácil el proceso de cicatrización.

Los tratamientos exfoliantes que contienen alfa-hidroxiácidos (como el ácido glicólico), también se utilizan para suavizar contornos y disimular su aspecto. En este caso conviene acudir a un centro de estética cualificado pues se trata de un proceso que puede resultar agresivo para la piel si no se realiza de la forma adecuada.

En casa, podemos optar por ampollas antioxidantes con Vitamina C, ácido ascórbico y ácido tióctico, ingredientes que unidos exfolian, clarifican el tono de la piel y la alisan.

También es vital que cualquier tratamiento incluya filtro solar para evitar que la cicatriz, que ya suele tener un tono más oscuro que el del resto de la piel, se pigmente aun más.

 

Por: Mónica Lizondo, farmacéutica y cofundadora de Farmaconfianza.

También te puede interesar:

Continúa leyendo