Trucos de maquillaje para una mirada seductora

Lograr que tus ojos causen sensación tiene truco. Basta con maquillarlos de la forma adecuada. Sigue nuestros consejos para tener una mirada 10.

Lograr que tus ojos causen sensación tiene truco. Basta con maquillarlos de la forma adecuada. Sigue nuestros consejos para tener una mirada 10.

 

1 - Párpados descansados

 

De nada sirve maquillar los ojos cuidadosamente si los párpados se encuentran surcados por finas arruguitas (en las que antes o después se depositará la sombra aplicada) o bajo los ojos aparecen unas antiestéticas bolsas.

 

Para que el maquillaje permanezca impecable durante horas, la piel de tus párpados debe estar lisa, fresca y bien hidratada.

 

- Antes de pintarte aplica una crema especial contorno de ojos sobre los párpados haciéndola penetrar a golpecitos con la punta de los dedos.

 

- Después, aplica por el resto de la cara una crema hidratante adecuada a tu tipo de piel.

 

- Extendiéndolas en este orden evitarás que la crema del rostro llegue a los ojos produciendo picor o rojez, cosa que nunca ocurrirá con el contorno de ojos, que está oftalmológicamente probado.

 

2 – Ojos luminosos

 

El brillo de los ojos, signo de alegría y buena salud, es también uno de los puntos fuertes de su atractivo. Para potenciarlo:

 

- Después de maquillarte los ojos, aplica con un pincelito sombra color nácar, un toque en el ángulo del ojo más cercano a la nariz y otro más difuminado justo bajo el pico de la ceja.

 

- Si tus ojos son muy pequeños o hundidos, agrándalos dibujando por dentro una línea con lápiz kohl para ojos en color blanco.

 

- Aplica en la parte superior del párpado desde la ceja y hasta la arcada, sombras de brillo satinado en oro o plata, y pon luego otra de color, desde la arcada a las pestañas.

 

- Utiliza también sombras con partículas irisadas brillantes o sombras metalizadas, aunque para usarlas necesitas tener un párpado joven y sin arrugas.

 

- Luce unos ojos brillantes para una fiesta poniendo solo en las puntas de las pestañas, previamente maquilladas con máscara oscura, un toque dorado.

3 – Cejas bien dibujadas

 

Unas cejas desordenadas o con la forma desdibujada por la presencia de pelitos fuera de lugar restan luz a la mirada y belleza al rostro. Nunca olvides arreglártelas una vez a la semana.

 

- La depilación es básica. Los pelillos fuera de línea se arrancan con las pinzas tirando con un golpe seco en la misma dirección de su nacimiento.

 

- Depila siempre por debajo de la ceja, nunca por arriba. Mientras tanto, péinalas una y otra vez, y compara una con la otra para que queden simétricas.

 

- Después de pasar el peine por los pelillos alborotados, fíjalos con un cepillito empapado en laca para el cabello o utilizando un fijador de cejas específico.

 

- Las cejas irregulares, con calvas o demasiado claras se rellenan con un lápiz de cejas (tienen la misma mina más dura que los de ojos) color marrón claro o gris, nunca negro. Dibuja trazos cortos en la misma dirección natural del pelo o, si se notan demasiado los trazos, cepíllalos suavemente.

 

4 - Sin Ojeras

 

Las ojeras dan un aspecto triste y fatigado a la mirada, pero pueden desaparecer bajo el toque mágico de un corrector específico.

 

- El corrector adecuado será dos o tres tonos más claro que el de la piel del rostro. Extiende después del maquillaje de fondo dando pequeños toques, difumínalo golpeando con la punta de los dedos, nunca frotando, y no apliques polvos encima.

 

- Si tienes bolsas no debes usarlo, a menos que las alises antes con un gel o crema tensores.

5 – Sigue la línea

 

- El eye liner tiene la virtud de intensificar la mirada y darle un aire sofisticado y misterioso; además, puede agrandar o profundizar los ojos según se desee, pero nunca lo utilices si tienes los ojos hundidos.

 

- Puedes hacer la raya con eye liner líquido (más intensa, elegante y para manos hábiles) o con lápiz delineador de mina suave pero dura si deseas difuminarla un poco.

 

- Dibújala fina y solo en el párpado superior si eres ojerosa, pasas de los 40 o tienes los ojos tristes.

 

- Fina, en ambos lados y con puntas separadas para agrandar los ojos.

 

- Más gruesa en el centro y con las puntas unidas si tienes ojos saltones.

 

- Con la línea alargada hacia la nariz parecen más juntos los ojos separados, y alargada en los ángulos exteriores hace que parezca que los juntos se separan.

 

- Para hacer la línea interior se utiliza un lápiz khol, que tiene la mina más suave y blanda.

 

La línea interior fue inventada por las mujeres orientales, que se la dibujan con polvos de kohl y un punzón de madera. Hace fascinantes los ojos grandes y embellece los medianos, pero no te la hagas si tus ojos son muy pequeños o hundidos.

 

6 – Juega con los colores

 

Usa los tonos del iris o sus complementarios. Si tienes ojeras, evita el azul y el verde. Si tienes los ojos:

 

- Azules. Utiliza sombras burdeos, azules, grises, plata fucsia, malvas.

- Verdes. Sombras verdes, grises, dorado, malvas rosados.

- Grises. Sombras azules, plata, grises, rosas.

- Castaños. Sombras marrones, dorado, rosas, naranjas.

- Negros. Sombras azul oscuro y gris oscuro.

7 – Apuesta por las máscaras

 

Las pestañas largas, curvadas y oscuras embellecen al máximo los ojos y dan un encanto misterioso a la mirada. Si las tuyas no son así, hay soluciones novedosas para resolver este inconveniente.

 

- No hay problema que no puedan arreglar las nuevas máscaras de pestañas. Las hay que alargan, para pestañas muy cortas; voluminizantes, para las finas; nutritivas, para las débiles, y hasta con efecto curvante si es que son rectas.

 

- Pero si tienes varios problemas a la vez, tendrás que utilizar una máscara doble (llevan una base blanca que se aplica primero, más el producto de color oscuro para dar después); existen en varias marcas y consiguen muy buenos resultados.

Continúa leyendo