Vídeo de la semana

Estos alimentos harán que tu piel esté más brillante y jugosa durante todo el año

Una piel bonita comienza en el interior. Con estos alimentos saludables repletos de nutrientes conseguirás tener una piel mucho más suave y luminosa.

alimentos para la piel
Pexels

Somos los que comemos. Nuestra piel es como una guía externa de cómo es nuestra salud interna. Lo que consumimos y lo que nuestro cuerpo digiere tiene una manifestación directa en el estado de nuestra piel. Por ejemplo, las personas que consumen mucha azúcar, alimentos grasos o cosas que acelerarán el proceso de envejecimiento descomponen el colágeno más rápidamente y por ello, tendrán una piel más envejecida que quien coma sano.

La buena noticia es que hay muchos alimentos excelentes disponibles que tienen el efecto contrario en la piel: piensa en frutas y verduras frescas, súper maduras y en grasas saludables. Alimentos de este tipo luchan contra los efectos de los radicales libres, proporcionan hidratación, evitan la aparición de acné...  y en definitiva, mejoran el aspecto, la textura y la calidad de la piel. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Toma nota!

Papaya: La papaya es un ingrediente de referencia para muchos productos para el cuidado de la piel, desde exfoliantes faciales hasta mascarillas. Pero nada como comer la fruta para obtener una buena dosis de vitamina C. La vitamina C ayuda a reparar el tejido de la piel, es un nutriente clave necesario para producir colágeno, que es la proteína que le da a la piel fuerza y elasticidad, y además, protege de los radicales libres.

Aguacate: Los aguacates le darán altos niveles de vitamina E, un nutriente que revierte el daño oxidativo y de los radicales libres en la piel. También tiene aceites saludables, que ayudan a lubricar y mantener una mejor hidratación de la piel. El aguacate hace que la piel brille y luzca más fresca, también.

aguacate
Pexels

Semillas de cáñamo: Si bien puedes pensar que los aceites y los alimentos grasos no son buenos para la piel, en realidad pueden ser sus mejores amigos. Los aceites saludables que se encuentran en las semillas de cáñamo aportan hidratación a la piel y reparan la barrera cutánea que puede dañarse fácilmente con el viento, el frío cortante, la arena o el agua salada. Estas semillas también contienen ácido alfa-linolénico, un miembro de la familia de ácidos grasos omega-3 muy recomendable.

Marisco: Probablemente haya oído que el zinc es un ingrediente clave en los protectores solares. Aparte de sus superpoderes de bloqueo de rayos UV, este nutriente acelera la curación de heridas y puede ayudar a prevenir el daño celular. Los mariscos son una de las mejores fuentes de zinc de alta calidad. 

Sardinas: Las sardinas probablemente no son lo primero que busques cuando se trata de la salud de la piel... pero deberías incluirlas en la lista. Contienen DMAE o dimetilaminoetanol, un compuesto útil para la síntesis de colágeno responsable de la firmeza de la piel. Las sardinas también son una gran fuente de ácidos grasos omega-3 y calcio.

Agua: El agua no es un alimento específico, pero es esencial para la calidad de la piel. La piel bien hidratada se ve más firme, jugosa y saludable. Toma sorbos de agua durante todo el día y aprovecha las frutas y verduras ricas en agua como la sandía o los pepinos.

Continúa leyendo