Cosméticos caseros que puedes preparar en casa con dos ingredientes

Cuida tu piel con estos cosméticos que puedes preparar en casa con alimentos comunes de tu cocina. ¡Te encantarán!

¿Te gusta cuidarte la piel? ¿Te preocupas por tu aspecto? Es más que probable que tengas en tu cuarto de baño bastantes cosméticos profesionales que usas casi a diario. Pero… ¿sabías que en tu cocina o en tu nevera también puedes encontrar cosas útiles (casi) igual de eficaces? Existen muchos alimentos comunes con increíbles propiedades cosméticas, que son idóneos para ser utilizados de forma ‘casera’ a modo de champús o acondicionadores, mascarillas o incluso tónicos. No es de extrañar, por eso, que algunos de estos alimentos formen parte de las formulaciones de productos del mercado…

Si quieres fabricar unos cuantos cosméticos caseros muy útiles y prácticos, aquí tienes algunas ideas que tan solo requieren dos ingredientes (y que funcionan). ¡Toma nota!

Champú de centeno

¿Y si te dijéramos que puedes preparar un champú muy nutritivo e hidratante en casa con solo harina de centeno y un poco de agua? Combina unas tres o cuatro cucharaditas de harina de centeno con al menos tres o cuatro tazas de agua tibia (y mezcla bien para que no haga grumos) y después lávate el pelo con esta mezcla. Te lo dejará suave, limpio e hidratado.

Acondicionador con limón

El limón se ha utilizado durante décadas en el cuidado del cabello por su capacidad para aportar brillo al pelo. Prepara un acondicionador casero con dos cucharaditas de zumo de limón recién exprimido diluidas en una taza de agua tibia. Aplica la mezcla en tu cabello, déjala reposar durante un par de minutos y después aclara, con agua preferiblemente fría. Tu pelo tendrá mucha más luz y estará suave y brillante, además de tener un olor mucho más fresco. ¡Dale una oportunidad!

limón
Pexels

Limpiador con aceite de oliva

¿Cómo te desmaquillas y qué utilizas para limpiar bien tu rostro? Puedes preparar un limpiador express en casa con una cucharadita de aceite de oliva virgen y 2 cucharaditas de azúcar blanco. Lávate la cara usando esta mezcla con suavidad, que exfoliará los poros de tu piel y también la limpiará profundamente sin resecarla. Enjuaga el rostro con agua tibia y seca a toquecitos con una toalla.

Tónico facial con manzanilla

¿Buscas un tónico refrescante? Puedes refrescar tu rostro rápidamente con este sencillo tónico facial. Prepáralo con las bolsitas de infusión de flor de manzanilla y de menta, dos de las mejores plantas para cuidar la piel. Colócalas en una jarrita con agua hervida y déjalas reposar durante 10 minutos. Cuanto el agua infusionada esté completamente fría, puedes aplicarla sobre tu piel con ayuda de un algodón, a toquecitos. Tu piel estára refrescada y limpia. ¡Y puedes guardar el tónico casero en un bote para usarlo más adelante!

Crema corporal con aceite de coco

Puedes preparar una crema hidratante corporal casera super nutritiva con solo dos ingredientes: aceite de coco y aceite esencial o de oliva. Mézclalos bien y aplica la crema fluida sobre tu cuerpo dando masajes circulares hasta que se absorba: tu piel se volverá mucho más suave, jugosa y elástica después de probarla. ¡Te encantará!

Continúa leyendo