Patrocinado

El mejor protector solar para tus hijos

En primavera y verano es fundamental cuidar y proteger la piel de los pequeños de la casa. Así son los solares infantiles de Gisèle Denis.

Cuando empieza a salir el sol y los días se hacen más largos, empezamos a pasar más tiempo fuera de casa con los peques. Desde jornadas interminables de parque hasta horas y horas en la playa o piscina.

Por eso, en esta época del año, es prioritario proteger su piel del sol para evitar problemas de salud. Es fundamental usar protectores solares con un factor de protección alto, nunca menos de un SPF 50, y reaplicarlo cada dos horas para cuidar su piel y evitar una quemadura.

¿Qué es el SPF?

Lo primero que debemos saber es que el SPF (o factor de protección solar) es un índice que señala cuánto tiempo tardaría la piel en quemarse. Más concretamente indica la cantidad de radiación UV necesaria para causar quemaduras de sol en la piel con la crema protectora solar aplicada, en relación con la  cantidad de radiación UV que podría causar la misma quemadura sin protección solar.

Un protector solar con SPF 50 indica que la piel no se quema hasta que haya sido expuesto hasta 50 veces la cantidad de la energía solar que normalmente le provocaría una quemadura. Esto dependerá del tipo de piel (el famoso fototipo) y de la hora del día a la que se realice la exposición.

La cuestión está en que las pruebas para determinar cuánto tiempo sería efectivo este producto se realizan en un laboratorio, en condiciones perfectas. En el día a día ocurren cosas que no se tienen en cuenta como por ejemplo que sudamos y perdemos crema o que no nos aplicamos la cantidad necesaria... Por eso, aunque uses un factor de protección muy alto para ti y tus hijos, es fundamental la reaplicación.

protector solar

Cómo proteger la piel de los niños del sol

Lo primero que hay que hacer es usar una cantidad generosa de protección solar, tanto en la cara como en el cuerpo y aplicar la crema 30 minutos antes de la exposición al sol.

Reaplicar la protección cada dos horas si no se mete en el agua o después de cada baño, aunque la crema indique que es “water resistant” o “resistente al agua”.

Después de la exposición es clave usar un aftersun muy hidratante para que la piel recupere el agua que ha perdido tras la exposición al sol y la repare de los posibles daños que haya  podido sufrir.

La firma cosmética Gisèle Denis tiene una línea de protección solar especialmente formulada para cuidar la piel de los más pequeños de la casa. ¡No te pierdas sus propuestas!

protector solar

Protector solar para niños con sistema roll-on SPF 50 + WR

Un protector solar en formato roll-on es una muy buena herramienta para facilitar la aplicación del producto en los niños. ¡Es supercómodo para ti y para ellos porque no requiere de gran extensión para su correcta aplicación! Y, además, se trata de un formato en crema muy agradable y que proporciona la máxima protección.

protector solar

Emulsión bronceadora niños SPF 50+

Protector solar específicamente formulado para la delicada piel de los niños sin fragancia, colorantes ni parabenos para evitar cualquier tipo de irritación. Proporciona protección eficaz con filtros UVA y UVB. Contiene vitamina E, C y glicerina para proporcionar un mejor cuidado de la piel. Testado bajo control dermatológico y pediátrico.

protector solar

Protector solar invisible niños SPF 50

Fotoprotector ligero en textura no grasa y que seca muy rápidamente. Proporciona amplia cobertura y permite una aplicación fácil y rápida. Al igual que el anterior está específicamente formulado para la delicada piel de los niños sin fragancia, colorantes ni parabenos para evitar cualquier tipo de irritación. Proporciona protección eficaz con filtros UVA y UVB. Contiene vitamina E, C y glicerina.

protector solar

Protector solar para niños SPF 50+

Protector solar para niños en formato crema con SPF 50+. Fórmula especialmente creada para la delicada piel infantil, enriquecida con vitaminas C y E.

No contienen parabenos, colorantes, ni perfume, evitando así cualquier tipo de irritación. Con una cobertura de amplio espectro frente a los rayos UVA y UVB y un factor de protección muy alto, ofrecen la protección idónea para las pieles de los niños.

Continúa leyendo