Resveratrol: el antioxidante de las uvas que puede transformar tu piel

Este polifenol de las uvas rojas ayuda a combatir el envejecimiento de la piel, además de tener otros muchos beneficios para el organismo. ¡Descúbrelos!

Seguramente en más de una ocasión hayas leído eso de que el vino es la única bebida con alcohol considerada ‘saludable’ si se consume con moderación. ¿La razón? El contenido en antioxidantes que provienen de las uvas con las que se elabora, como los polifenoles. Estas sustancias son beneficiosas para nuestro organismo, ya que actúan evitando el envejecimiento prematuro de nuestras células y pueden, por ello, prevenir la aparición de ciertas enfermedades, sobre todo las relacionadas con el sistema circulatorio.

El resveratrol es otro de los compuestos naturales presentes en la uva más interesantes, y no sólo porque ayuda a combatir los radicales libres y tiene propiedades beneficiosas en la salud y en el organismo, si no porque también puede tener notables efectos sobre la piel y nuestro aspecto, si se utiliza de forma tópica sobre ella. Sí sí, ¡como lo lees!

De hecho, el resveratrol procedente de las uvas rojas (y de otros alimentos como las frutas del bosque o los cacahuetes o incluso plantas como la Polygonum cuspidatum japonesa, que también son ricos en este nutriente) lleva ya bastante tiempo utilizándose en el amplio mundo de la cosmética para elaborar productos con propiedades antioxidantes. La aplicación de resveratrol en forma de geles, sueros o cremas ha demostrado ser segura, aunque en concentraciones superiores al 0,5% puede llegar a irritar la piel. ¿Y qué es lo que puede hacer este nutriente en la piel?

resveratrol
Pexels

Los beneficios del resveratrol en la piel

Para combatir el acné: Se ha demostrado que el resveratrol es capaz de mejorar el acné por sus grandes propiedades antibacterianas, que disminuyen la colonización por Propionibacterium acnes. También reduce la producción de sebo, por lo que es eficaz para disminuir la aparición de puntos negros y evitar la formación de comedones. 

Contra el envejecimiento: Como buen antioxidante, el resveratrol es un protector natural frente a los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro de la piel. Aplicado tópicamente, puede ayudar a alisar finas líneas de expresión, a atenuar arrugas, y a aportar firmeza a la piel, además de mantenerla hidratada si se utiliza a diario.

Antiinflamatorio: El resveratrol disminuye las irritaciones y las rojeces de la piel y al tener un gran poder antiinflamatorio, puede ayudar a reducir los brotes de acné quístico, caracterizados por granos abultados e inflamados que suelen ser dolorosos.

Contra las manchas: El resveratrol también es un interesante agente despigmentante. Actúa sobre la tirosinasa y los genes de la melanogénesis, inhibiendo su actividad y evitando la aparición de manchas en la piel, sobre todo las causadas por la exposición al sol.

Para curar cicatrices: El resveratrol favorece la regeneración cutánea, por lo que puede ser útil para curar cicatrices, heridas y lesiones de la piel de forma más rápida.

Contra el cáncer de piel: Diversos estudios in vitro de hace unos años demostraron que el resveratrol es capaz de inhibir la proliferación de células de carcinoma epidermoide y de melanoma, por lo que podría ser potencial agente para combatir el cáncer de piel.

Continúa leyendo