La cosmética coreana, el boom de occidente