Trucos para evitar las puntas abiertas