Cómo aprovechar el agua de cocer las verduras

¡No la tires! Te contamos todos los usos en la cocina que tiene el agua en la que has cocido la verdura.

Es uno de los gestos más repetidos: terminamos de cocer la verdura e inmediatamente tiramos el agua por el fregadero. Si lo haces, te estás perdiendo todo lo que este líquido tiene que ofrecerte en la cocina (que no es poco). La cocina de aprovechamiento consiste en aprovechar al máximo los ingredientes con los que contamos, y eso incluye el agua de cocer la pasta, los plátanos que están muy maduros o el agua de cocer las verduras, de la que te hablaremos en esta ocasión. 

Las hortalizas y verduras son alimentos que deberíamos consumir a diario. De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de 5 piezas de verdura y fruta al día para prevenir la aparición de ciertas enfermedades, pues son ricas en fibra, minerales y vitaminas. Saber sacarles el máximo partido es clave para evitar el desperdicio de alimentos (¿sabes que puedes aprovechar hasta hasta los tallos de los puerros?).

Aunque algunos nutrientes se pierden durante la cocción, otras vitaminas y minerales se transfieren al caldo, dando como resultado un líquido muy nutritivo que sin duda deberíamos aprovechar. Ten en cuenta que cuanto más tiempo pasen las verduras en el agua, más sabor tendrá esta. Eso sí, recuerda que el caldo resultante nunca será el sustituto de un plato de verduras. A partir de ahora, verás este agua con otros ojos y te lo pensarás dos veces antes de tirarla por el fregadero. Una vez que has cocido las verduras, cuela el agua y reutilízalo de las siguientes maneras. 

  • Sopas con verduras. ¿Por qué no utilizar el caldo de verduras para hacer otro caldo de verduras? No solo tendrá más sabor, sino también el doble de nutrientes. 
  • Como ingrediente para ligar salsas. El caldo de cocer verduras es perfecto para ligar salsas con un poco de harina, fécula o cualquier otro espesante.
  • Para enriquecer platos. Una vez has hervido las verduras, guarda el agua en un recipiente y úsala para dar sabor a risottos, guisos, salteados con verduras y carne...
  • Como bebida nutritiva. Una de las maneras más sencillas de aprovechar el agua de cocer verduras es bebértela. Si quieres bebértela de una manera más original, pues añadirla a tus 'smoothies'. 
  • Para lavar los platos. ¿Alguna vez te habías planteado usar este agua para lavar los platos? ¡Es un buen ahorro! Aunque pueda parecer un agua sucia, en realidad no lo es. Uniéndola con la del grifo, pues utilizarla para lavar ollas, platos, cubiertos...
  • Regar las plantas. Ten en cuenta que el agua debe estar fría y no debe contener sal. El agua de cocción de las verduras es muy buena para las plantas, pues las verduras son ricas en sales minerales y vitaminas, que se impregnan en el agua una vez se han cocido.
  • Para remojar las legumbres. Sí, este agua también es perfecta para dejar en remojo legumbres como lentejas, guisantes y garbanzos. Para hacer que sean más digeribles, es recomendable agregar algunas hojas de laurel al agua. 
  • Para limpiar cubiertos y limpiar la grasa de los azulejos, especialmente el agua en el que hemos cocido patatas.

Continúa leyendo