Patrocinado

Cómo preparar la barbacoa de cordero perfecta

En su múltiples cortes, la carne de cordero local es sabrosa, saludable y baja en grasas. Para el verano, te recomendamos una forma de prepararla sana y divertida: a la brasa.

El 23 de junio es el día del Cordero, una fecha estupenda para recordar los beneficios de esta carne y recomendar preparaciones perfectas para el verano. ¿Por qué vamos a limitarnos a consumirla solo en Navidad? Aprovecha el buen tiempo y que quedas más con tu familia y amigos para apuntarte a una tendencia sana y divertida: el cordero a la brasa. 

Precisamente para promover el consumo de cordero en la época estiva, INTEROVIC, la Interprofesional del Ovino y Caprino de Carne, ha lanzado la campaña Todo a la brasa, en la que no solo recomienda las preparaciones de esta carne más divertidas y sanas para el verano, además te recuerda que el cordero está más barato en esta época y mantiene su excelente calidad. Más de 7.000 carnicerías en toda España se han sumado a esta iniciativa y tendrán ofertas para incentivar el consumo de los diferentes cortes de cordero. En la web todoalabrasa.es podrás encontrar desde recetas hasta los consejos para una barbacoa perfecta.

Beneficios nutricionales 

La carne de cordero es una una de las saludables que hay, perfecta para toda la familia. Es baja en grasa y rica en Zinc y vitaminas B12 y B6. El Zinc contribuye a la protección de las células frente a daños oxidativos, la B12 contribuye a la formación de glóbulos rojos y la B6 regula el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Además, hay infinidad de cortes y formas de prepararlo. Las chuletas es la más popular por su sabor y facilidad de cocinado, y otros cortes como la pierna, paletilla, falda o jarrete, se suelen destinar para asados o guisos. Sin embargo, hay muchas más posibilidades y te proponemos algunas que son perfectas para el verano. Por ejemplo, los medallones de pierna de cordero lechal son piezas tiernas y jugosas, que apenas tienen grasa, perfectos para cocinar a la plancha.

Una preparación maravillosa para una barbacoa con niños es la hamburguesa a la brasa, deliciosa y original. Otro corte muy divertido es el de los churrasquitos, trocitos de carne adobados que proceden de la falda de cordero. Lo genial es que son piezas pequeñas, que bien cocinadas quedan crujientes y pueden comerse con las manos. Las brochetas, el collar o el churrasco son otras de las múltiples recetas de cordero que te encantarán.   

 

Apuesta por el cordero de origen nacional

Busca carne de cordero local, no solo porque es la más tierna y sabrosa, por su valor nutricional y por las infinitas maneras de prepararla, también porque consumiéndola ayudas al mantenimiento del pastoreo y a la sostenibilidad del entorno rural y del medio ambiente. La producción española cuenta con un proceso que garantiza al consumidor un producto de calidad, desde la granja hasta la mesa.

Diez claves para una barbacoa 10 

1. Parrilla reluciente
. Asegúrate antes de empezar que la parrilla esté limpia. Enciende la barbacoa y tras cinco minutos frota con un papel para eliminar los malos olores y la grasa del último uso.

2. ¡Planifica y calcula!
 Planifica bien tu barbacoa para que no sobre ni falte carne. Si el cordero lleva hueso, serán necesarios unos 500 gramos por adulto y unos 250 gramos por niño. ¡Nadie se quedará con hambre!

3. ¿Leña o carbón vegetal? Lo más fácil y rápido es utilizar carbón vegetal, pero si dispones de leña, lo mejor es que uses madera dura y seca tipo encina.

4. Encendido sin olores
. Utiliza para encender la barbacoa piñas o ramas secas. Las pastillas de encendido dejan cierto sabor a químico. 

5. Controla el tiempo
. El tiempo es clave a la hora de hacer una barbacoa, tanto para controlar las brasas como para cocinar la carne. Las brasas deben prepararse una hora antes de empezar a comer (algo más si usamos leña) si no quieres que tus invitados se mueran de hambre.

6. Las brasas perfectas
. La llama tiene que desaparecer casi por completo y el calor debe repartirse de forma uniforme por toda la superficie. El momento justo para colocar la carne es cuando el carbón o la leña presentan ese tono rojizo característico que tanto nos gusta.

7. Houston, tenemos un problema. 
Si en algún momento se avivan las llamas, el mejor truco para acabar con ellas es echar sal.

8. Temperatura adecuada. 
La carne debe estar atemperada antes de colocarla en la parrilla. ¡Ni se te ocurra pasarla directamente de la nevera al fuego! Sácala, al menos, una hora antes para que no se pegue.

9. Quédate con esta fórmula: 5+5. 
Si el fuego es el adecuado, basta con hacer las chuletas de cordero cinco minutos por cada lado para que queden crujientes, a una altura de unos cinco centímetros de las brasas.

10. No marees
. Para que el cordero quede jugoso, es importante no marearlo. No se debe dar la vuelta a las piezas hasta que no estén cocinadas por completo por un lado.

CONTINÚA LEYENDO