Los errores más comunes al preparar pasta

Cómo solucionar los errores más frecuentes al preparar pasta.

Los errores más comunes al preparar pasta

¿A quién no le gusta la pasta? Para muchas de nosotras estos suculentos platos se han convertido en nuestros mejores aliados, sobre todo porque siempre vamos con el tiempo justo para cocinar debido a nuestra ajetreada vida laboral.

Es por eso que muchas veces el resultado que obtenemos no es de nuestro gusto y no sabemos el motivo. Aquí señalamos los fallos más frecuentes a la hora de elaborar la pasta

La cocción 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el tiempo de cocción que está señalado en el paquete no siempre es el adecuado. Para determinar el estado correcto de la pasta tenemos que probarla y decidir si queremos que esté en el agua unos minutos más.

También te puede interesar:

La salsa

Otro de los errores más comunes es la elaboración de la salsa. Casi siempre nos ponemos a prepararnos el condimento cuando la pasta ya está lista, pero deberíamos hacerlo al revés. Esto es porque la salsa, una vez hecha, no se seca, al contrario de lo que pasa con los macarrones o los espaguetis que nos queremos comer.

Por otra parte, también nos preguntamos por qué la salsa no se adhiere a la pasta como debería. La solución es muy sencilla. Cuando queremos cocinar pasta, no debemos echar aceite o mantequilla en la cazuela para evitar que la masa se pegue, pues es un fallo. Para evitar esto, lo correcto sería que moviéramos de vez en cuando la pasta durante la cocción.

La sal es un elemento importante a la hora de cocinar. El error está en que añadamos esta sustancia al agua antes de que hierva, pues perderá todo su sabor. Para que el resultado sea verdaderamente sabroso deberemos echar la sal justo antes de añadir la pasta

La mezcla 

Por último, tenemos que tener en cuenta que lavar los macarrones hechos antes de añadir la salsa es uno de las equivocaciones más frecuentes que cometemos. Si hacemos esto, la pasta perderá todo su sabor y será más difícil que se adhiera la salsa que hayamos elegido.

Si aplicamos estas sencillas claves nuestros platos de pasta serán dignos de una estrella Michelin y nos harán disfrutar como nunca de la hora de la comida.

CONTINÚA LEYENDO