Los mejores ingredientes para espesar salsas

Harina de maíz, goma xantana o agar agar son estupendos recursos cuando se trata de espesar salsas que han quedado aguadas. Te desvelamos todos los ingredientes que no pueden faltar en tu cocina si quieres que tus salsas queden siempre perfectas.

Las salsas dan vidilla a los platos a los que acompañan. Si sueles hacerlas tú en casa (algo muy recomendable para no recurrir a las típicas ultraprocesadas del supermercado), deberías conocer la existencia de ciertos espesantes. Estos ingredientes son ideales en el caso de que la salsa quede aguada, pues aportan consistencia y textura. Te contamos cuáles nunca deberían faltar en tu cocina.

Las salsas dan mucho juego en la cocina y por eso nos gustan tanto. Lo malo de este tipo de elaboraciones es que suelen contener altas cantidades de aceite y grasa, por lo que no son lo más recomendable del mundo. Algunos de estos ingredientes espesantes no solo no aportan sabor, sino tampoco calorías extra, así que son perfectos. ¡Apunta!

Goma xantana

Se trata de un polisacárido que se obtiene gracias a la fermentación bacteriana del almidón de maíz. Suele utilizarse a modo de sustituto del gluten para aportar consistencia. La gran ventaja de la goma xantana sobre el resto de espesantes es que se puede utilizar en frío y no aporta ni sabor, ni apenas calorías.

Agar agar

De origen vegetal y con cierta textura gelatinosa, el agar agar puede espesar cualquier salsa siempre que no se hierva, pues perdería su consistencia. Lo recomendable es usarlo en platos en los que la temperatura no supere los 60 grados. No aporta demasiadas calorías (26 kcal por cada 100 gramos). Puedes utilizarlo en todo tipo de salsas, pero también postres como cuajadas o flanes, o incluso mermeladas. También puede servir como sustituto del huevo.

Goma konjac

Similar a la gelatina, la goma konjac es un almidón que se obtiene de la raíz de la planta de mismo nombre. Es un espesante bastante potente que no solo sirve para espesar salsas, sino que también puede utilizarse para dar estabilidad a helados y aportar volumen a masas sin gluten.

Harina de trigo

La harina de trigo contiene altas cantidades de almidón, por lo que es ideal para espesar salsas como la bechamel. Hay que tener en cuenta que es necesario cocinarla previamente preparando un roux, una mezcla de harina y grasa a partes iguales que se cocina durante unos minutos. Esta mezcla sirve como base para la preparación de las salsas. Ten en cuenta que la harina aumenta el aporte calórico de la salsa.

Patata

Este tubérculo posee un alto contenido en almidón, por lo que es perfecto para espesar salsas añadiendo trozos de tamaño no muy grande. También se pueden utilizar los copos de puré de patata o incluso su propia fécula en polvo.

Fécula de arroz

El arroz es un gran espesante natural gracias a su alto contenido de almidón. Se puede utilizar de varias maneras. Una de ellas es cuando todavía es un grano entero, que se cuece y se tritura. También a través de féculas. El gran punto a favor de este espesante es que su sabor es neutro, por lo que combina perfectamente con gran cantidad de elaboraciones, especialmente aquellas donde el marisco y pescado son los grandes protagonistas.

Continúa leyendo