5 raciones al día

¿Por qué es tan importante el consumo de frutas en verano?

Repletas de nutrientes, vitaminas y minerales, las frutas son de los mejores alimentos que podemos consumir en verano.

Aunque ciertamente debemos consumir fruta durante todo el año, con los meses de calor, el cuerpo necesita alimentos frescos y ligeros que nos aporten esa dosis extra de vitaminas tan necesarias cuando el calor aprieta. Y para ello nada mejor que consumir frutas en todas las comidas diarias. ¡Sí, como lo oyes, en todas las comidas del día! Aunque a priori pueda parecer mucha cantidad e incluso algo complicado de cumplir, nada más lejos de la realidad. Será tan sencillo como incluir un zumo o batido de frutas hecho en casa en el desayuno, tomar alguna pieza de fruta a media mañana, otra de postre para el almuerzo, y otra en la merienda y la cena.

¿Cómo incluir más frutas en mis comidas diarias?

Además de incluirlas en batidos y zumos, puedes preparar una rica ensalada de frutas y tenerla en la nevera lista para consumirla cuando más te apetezca, te adelantamos que es ideal para una merienda ligera entre comida y comida. Si quieres variar, puedes mezclar las frutas con un yogur natural, preparar compotas e incluso hacer algún dulce ligero como una tarta a base de frutas de temporada.

¿Cuáles son las frutas de verano?

Tienes desde las piezas más grandes y refrescantes como la sandía o el melón, que además son las que más agua contienen, hasta piezas medianas como melocotones, ciruelas, peras y manzanas. No podemos olvidarnos de las más pequeñas, no por ello menos buenas, como las fresas y las cerezas, que además de estar buenísimas, se comen de un solo bocado.

¿Qué nos aportan las frutas y por qué debemos consumirlas?

  • Alto contenido en vitaminas y minerales

Gracias a su aporte en vitaminas y minerales, las frutas colaboran con que cada día, el cuerpo reciba los nutrientes necesarios para realizar sus funciones diarias.

  • Compuestos antioxidantes que combaten el envejecimiento celular

Uno de los mayores beneficios que nos proporcionan las frutas, es su composición en agentes antioxidantes que se encuentran naturalmente en cada una de ellas, y que tienen como función principal combatir el envejecimiento celular prematuro.

  • Gran aporte de agua

Gracias a su contenido en agua (a veces hasta el 80% de su composición), las frutas nos ayudan a mantener los niveles de hidratación que el cuerpo necesita. Las que no te pueden faltar en verano: la sandía y el melón.

  • Contenido en fibra

Su contenido en fibra colabora con un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Además gracias a la fibra, se pueden prevenir numerosas enfermedades y dolencias como el estreñimiento, la diabetes o el colesterol.

  • Ayudan a controlar el apetito

El poder saciante de las frutas ayuda a que no tengamos esa sensación continua de hambre y controlemos mucho mejor el apetito. Por su contenido en hidratos de carbono como los azúcares naturalmente presentes en la fruta, además el cuerpo recibe esos nutrientes poco a poco, no de golpe como ocurre en los azúcares artificiales presentes en alimentos procesados.

Continúa leyendo