Vídeo de la semana

¿Vas a coger setas? Esto es todo lo que tienes que saber

Si sueles ir a recoger tú misma este alimento típico de otoño, toma nota de los mejores lugares para hacerlo, el equipamiento necesario y los tipos de setas que existen.

Las setas son uno de los alimentos estrella del otoño gracias a su increíble variedad y delicioso sabor. Salir a coger setas es una experiencia muy gratificante para aquellos que adoran la naturaleza. Aunque se puede encontrar setas en cualquier zona de España,  no vale con salir a cualquier sitio y recolectarlas, hay que tener en cuenta una serie de aspectos clave. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber.

Lo más importante a la hora de salir a buscar setas es el respeto al medio natural. Esta experiencia es increíble para disfrutar del entorno, pero también debemos cuidarlo, respetando las especies naturales y animales sin alterar el medio. 

Cuándo y dónde salir a recoger setas

La mejor época para salir a este nutritivo alimento es cuando las temperaturas se suavizan y la humedad en el ambiente crece. La época de las primeras lluvias tras el verano es la ideal, pues la humedad es la ideal y todavía no han comenzado las primeras heladas. Como decíamos, se pueden encontrar setas en cualquier zona de España, pero hay unas más propicias que otras. Encinares, hayedos y pinares son los espacios clave para encontrarlas.

Geográficamente, destacan las zonas de Soria, La Rioja, los valles de Huesca y la Sierra de Madrid. Eso sí, evita recogerlas en lugares con alto riesgo de contaminación, como campos fumigados, cunetas o áreas industriales. Debes conocer el terreno por el que vas a ir, para evitar entrar en zonas privadas o con alguna normativa que restrinja la recogida.

Qué equipamiento necesito para salir a recoger setas

Por supuesto, lo primero es ropa cómoda que nos proteja del frío pero sin darnos demasiado calor. También es importante llevar un calzado apto para suelo natural. Es importante que lleves contigo una brújula y un mapa, además de una linterna, un botiquín de primeros auxilios y una cantimplora. 

Para recolectar setas debemos llevar una cesta y una navaja para cortarlas (también sirve un cuchillo). Para transportar las setas nunca debemos utilizar una bolsa de plástico, pues estas impiden la transpiración y las setas podrían ponerse malas.

Qué especies de setas me puedo encontrar

Lo fundamental es que solo cojas especies de setas que puedas identificar fácilmente. Si es la primera vez, te recomendamos que acudas con un experto que te pueda enseñar las distintas variedades. Algunas de las especies más populares son:

  • Níscalo o rovelló, una de las más apreciadas en la gastronomía. Crece en zonas húmedas de bosques de coníferas.
  • Boletus edolis, de las especies más populares. Crecen en todo tipo de bosques: hayedos, robledales, pinares...
  • Colmenillas, típicas de primavera. La encontramos en zonas húmedas de fresnos y abetos.

A la hora de cortarlas, hazlo con navaja, evitando arrancarlas y sin remover demasiado la capa de tierra donde también crecen otras especies. De este modo no se dañará el medio y podrán volver a salir setas de nuevo. Con respecto a las setas tóxicas, si sospechas de una, no utilices trucos caseros para reconocerla. Cocerla con una cucharilla de plata, un ajo o una cebolla no son métodos fiables. En caso de que creas haber encontrado una seta tóxica, no la dejes donde está, acude a una sociedad micológica cercana o a algún experto que determine la especie.

Ahora que ya sabes todo lo necesario para recoger setas, toma nota de cómo cocinarlas para sacarle el máximo partido.

Continúa leyendo