Bebidas para reforzar tu sistema inmune en invierno

¿Cómo protegerte frente a los resfriados este invierno? Estas bebidas saludables pueden proteger tu sistema inmunológico, ¡toma nota de ellas!

Cuando llega el invierno y los típicos resfriados de la época, oímos mucho que la alimentación puede hacernos más fuertes y aumentar nuestra inmunidad para evitar que nos pongamos enfermos. Si bien la dieta no es el único factor de estilo de vida que afecta nuestro sistema inmunológico, lo que comemos (y bebemos) desempeña un papel muy importante en nuestras defensas. Ya sabemos cuáles son algunos alimentos (y compuestos) buenos para el sistema inmune (como los cítricos cargados de vitamina C)... y ahora te contamos cuáles son las mejores bebidas para estar sano. ¡Toma nota!

Agua: Empecemos por lo básico. De todos los fluidos que apoyan un sistema inmunológico saludable, el agua es el más importante y debería ser nuestra principal bebida en el día a día. El agua es fundamental para absorber ciertos nutrientes, como la vitamina C, transportar compuestos por todo el cuerpo, mantener la temperatura corporal y eliminar toxinas. Una hidratación adecuada es clave, por ello, para gozar de una buena inmunidad, ya que ayuda al sistema linfático a mover los glóbulos blancos que estimulan el sistema inmunológico en todo el cuerpo.

Kéfir: Esta bebida cremosa parecida al yogur hecha de leche fermentada de vaca o de cabra es una excelente fuente de probióticos, como la mayoría de los alimentos fermentados. Cuenta con una bacteria llamada Lactobacillus kefiri que diversas investigaciones han relacionado con una mayor protección frente a infecciones. El kéfir también podría tener potencial de combatir algunos tipos de cáncer: en algunos el kéfir parece estimular el sistema inmunológico y reducir el crecimiento de las células tumorales. Además, mantener el intestino sano es clave para aumentar la inmunidad.

bebidas
iStock

Leche de cáñamo o anacardo: ¿Las has probado alguna vez? Se dice que las leches vegetales hechas de anacardos y los corazones de cáñamo son excelentes fuentes de zinc y pueden mejorar la inmunidad. ¡Dáles una oportunidad!

Té de limón y jengibre: Los sabores intensos y terrosos del limón y el jengibre siempre han sabido muy bien juntos, pero esta combinación también puede ser de gran ayuda para el sistema inmunológico. El jugo de limón es muy rico en vitamina C que fortalece el sistema inmunológico y la raíz de jengibre fresca, por su parte, es rica en antioxidantes que combaten la inflamación. Incluso se han realizado estudios para demostrar que el jengibre es particularmente eficaz para combatir las enfermedades respiratorias.

Jugo de tomate: Las bebidas a base de vegetales proporcionan muchos nutrientes que pueden ayudar al sistema inmunológico. Por ejemplo, una taza de jugo de tomate es rica en vitamina C y también es una gran fuente de vitamina A, un nutriente necesario para la salud de las barreras protectoras, como el sistema respiratorio. Además, los tomates contienen el antioxidante licopeno, que es un antiinflamatorio que puede proteger a las células del daño.

Zumo de naranja: El zumo de naranja, como el de otros cítricos como el pomelo, se ha considerado saludable para la inmunidad debido a su contenido de vitamina C, un antioxidante que ayuda a respaldar el sistema inmunológico a través de la formación de anticuerpos. Eso sí, que tengan pulpa y cuidado con los comprados, ya que suelen contener mucha azúcar.

Continúa leyendo