¿Cómo se hace un buen café en cafetera italiana?

Por muchas cápsulas de sabores que se inventen, la italiana es nuestra cafetera favorita. Pero, ¿sabes cómo hay que ponerla? La Federación Española del Café nos da las claves para sacarle partido a esta cafetera.

Las cafeteras de cápsulas han invadido la mayor parte de hogares de nuestro país, la comodidad de hacer un café decente con tan solo pulsar un botón ha dejado relegada al olvido a una de las cafeteras más usadas unos años atrás: la italiana.

Sin embargo, los amantes del café de verdad no se encuentran muy felices con la cafetera de cápsulas. Muchos de ellos prefieren las superautomáticas e incluso rescatar la clásica (y económica) cafetera italiana para disfrutar de un café de calidad adaptado a sus gustos.

Pero... ¿cuál es la forma correcta de preparar la cafetera italiana? Hay quien añade demasiada agua, otros se quedan cortos. Unos echan muchísimo café y lo aplastan, y otros lo dejan suelto. Isabel Moyano Serrano, de la Federación Española del Café, nos da las claves para preparar el mejor café con esta máquina.

Café en cafetera italiana paso a paso

La italiana es una cafetera fácil de usar con la que se puede conseguir un café absolutamente delicioso, que no tiene nada que envidiarle a un café elaborado en cafetera exprés. Moyano recomienda seguir estos pasos:

  • Primero, precalienta agua mineral para que el café sufra lo menos posible. 
  • Rellena el depósito justo hasta el borde inferior de la válvula de seguridad.
  • A continuación, rellena el filtro con café molido hasta el borde y distribúyelo con una cucharilla sin presionar. (Lo ideal, dice, es que se muelan los granos al instante y que el grosor de la molienda sea tipo azúcar o sal, pero entendemos que este paso queda reservado para los más cafeteros).
  • Limpia bien el borde del filtro para que no queden restos de café.
  • Cierra la cafetera utilizando un trapo para no quemarte y ponla en el fuego a potencia media-alta. Deja la tapa levantada.
  • Cuando la cafetera emita ese sonido característico que suele coincidir con la cafetera medio hecha, baja la tapa y apaga el fuego.
  • Por último, remueve con una cucharilla para conseguir homogeneidad en la taza. Ya tienes tu café listo para disfrutar.

Una buena limpieza es básica

El mantenimiento de la cafetera es también fundamental. "La goma de abajo debe ser blanca y estar siempre en buen estado. Limpia y enjuaga bien la cafetera tras cada uso bien para eliminar los aceites que deja el café. Si no se hace así, los restos de café con el tiempo se enrancian y pueden estropear la experiencia. Lo ideal es secarla con papel de cocina para evitar que se forme moho", añade Moyano.

Más claves para preparar un buen café en cafetera italiana

Además de lo ya expuesto hasta ahora, hay otras cosas que hay que tener en cuenta si se quiere preparar un buen café. Lo primero de lo que hay que hablar es de la calidad de la materia prima, es decir, del café. Elige un buen café natural, olvídate de los tan usados torrefactos, que no son nada saludables y lo único que aportarán será amargor innecesario a a esta bebida.

Y una vez tengas una buena materia prima, también es clave que la molienda sea la adecuada. Si lo mueles tú misma, recuerda que debe tener una textura de azúcar o sal. Si escoges un café comercial, fíjate que sea adecuado para la cafetera que vas a usar (lo verás indicado en el paquete).

Con respecto al agua, no olvides que la mayor parte de esta bebida es agua, es decir, es fundamental usar un buen agua mineral o agua filtrada para preparar el café.

También te puede interesar:

Continúa leyendo