La mejor copa para cada vino

¿Sabías que existen diferentes tamaños y formas de copas para cada tipo de vino? A continuación te explicamos cómo elegir la copa perfecta para cada uno, y por qué es tan importante.

Lo primero que has de saber es que una copa de vino se divide en tres partes, de abajo hacía arriba: pie, tallo y cáliz. Y lo segundo es que existen muchos tipos de copas, pero básicamente se diferencian en cinco grupos, dependiendo de la clase de vino que se vaya a degustar. 

1. Vinos blancos

Divididos básicamente en dos clases de copa para esta clase:

- La propia del vino blanco: más pequeña y estrecha que la del vino tinto, ya que necesita mantenerse frío, por eso su pie es más alto. Su altura es de aproximadamente 26 cm.

- La del Chardonnay: con una forma del cáliz y un diámetro que se ajustan perfectamente a las características de la uva más importantes del mundo. Su altura, 20, 5 cm aproximadamente.

2. Vinos tintos

Distinguimos cinco copas diferentes para servir el vino:

- Copa de borgoña: fabricada en cristal de plomo de una única pieza y con forma acampanada para girar el vino con soltura. Su altura es de 24, 8 cm.

- Pinot Noir: de gran tamaño diseñada específicamente para llevar el vino hacia la zona del paladar. Su altura es de 23, 8 cm.

- Burdeos grande: debe su nombre a la zona vitivinícola a la que hace referencia, y es muy grande y alta diseñada para airear el vino. La apertura de la copa es de unos 6 cm, y su altura de 27 cm.

- Cabernet Sauvingnon: encargada de suavizar los bordes ásperos, equilibra los vinos que tardarían años en envejecer. Su altura es de 26, 5 cm aproximadamente.

- Vino Tinto Regular: sirven tanto para la cata como la degustación. Con boca amplia y redondeada.

3. Vinos dulces

Básicamente hay cuatro:

- Oporto: elaborada mecánicamente y con algunos contenidos en plomo. Su altura es de unos 16,6 cm. Se recomienda también para vinos de Jerez.

- Madeira: esta copa debe tener un cáliz cónico alargado más ancho que el tallo y más cerrado en la parte superior.

- Dulce Standard: conocida como la copa de los aperitivos. Diseñada con un borde especial ideal con un ángulo de 14 grados.

- Sauternes: en principio fue diseñada para servir vino blanco seco. Gracias a su inusual diseño curvado se acentuará más los sabores. Su altura es de 20 cm aproximadamente.

4. Vinos espumosos

Pueden dividirse en tres:

Vintage: copa plana que se utilizaba para el cava y el champagne, hoy en día no es apta para la cata ya que su abertura es muy amplia.

- Tulipán: como su nombre indica, tiene forma de tulipán, una forma mejorada de la flauta, larga y estrecha, pero con curvas.

- Flauta: forma larga y estilizada evita la pérdida de las burbujas gracias a su boca ligeramente cerrada. Su altura es de 24, 5 cm.

Continúa leyendo