Té verde: te contamos cuáles son sus beneficios para nuestra dieta

No existe ningún remedio mágico pero el té verde posee numerosas propiedades beneficiosas para nuestra salud e incorporarlo a nuestra dieta puede ayudarnos a mantenernos sanas. Te contamos y desmentimos algunas creencias acerca de esta bebida.

It’s tea time! Sí, y no hace falta que sean las 4 o las 5 de la tarde (si queremos respetar el horario inglés para hacerlo). El té es la infusión de las hojas y brotes de la planta del (Camellia sinensis), y es una de las bebidas más universales, si exceptuamos el agua, claro. 

El té verde, o sin oxidación, el más popular de Asia,  es así denominado porque las hojas se secan y se parten rápidamente tras la recogida. En la producción tradicional, después de la cosecha, el té se empapa en sartenes de hierro sobre el fuego y luego se seca. En la producción industrial se utilizan para ello grandes contenedores. El té de estas hojas presenta un sabor más fresco que otros tipos de té. Por eso el té verde generalmente no se sirve con leche ni azúcar y realmente no necesita aditivos más allá de los que nosotras queramos agregar.

Ahora, una de las preguntas que más se suelen plantear: ¿funciona el té verde como ayuda para adelgazar? Unos dicen que sí y otros que no tanto y existe desacuerdo respecto a esta cuestión. No está científicamente probado que el consumo de esta variedad ayude notablemente a la pérdida de peso.

Efectos sobre nuestro metabolismo

Se suele decir que el té verde produce buen efecto sobre el metabolismo, sobre todo que sus catequinas (un tipo de antioxidante, conocido como EGCG) y la cafeína pueden ayudar a acelerarlo, dando lugar a una mejor oxidación de las grasas, lo que quiere decir que aumentas la cantidad de calorías que se queman.

Por ejemplo, la variedad de té verde matcha (de origen japonés y tradicionalmente utilizado en la ceremonia del té) pueden mejorar la oxidación de grasas inducida por el ejercicio en las mujeres después de una caminata de 30 minutos. No obstante, muchos nutricionistas destacan que hay que exagerar los efectos metabólicos del matcha  cuando se relacionan con la pérdida de peso.

Otro análisis de 2012 publicado en Cochrane Review precisa que “las preparaciones de té verde parecen inducir una pequeña pérdida de peso y estadísticamente no significativa en adultos con sobrepeso u obesos”.

Básicamente, ambos (estudios muy pequeños y no concluyentes) dicen que el té verde podría ayudar a perder un poco de peso, pero esa cantidad es tan pequeña que probablemente ni lo notarás.También resulta lógico que si se mezcla el té verde con sabores de fruta, el efecto disminuye. Y no digamos si se le añade azúcar o leche.

Beber té verde tiene resultados beneficiosos para nuestra salud (no tiene tanta cafeína como el café, contiene aminoácidos, tiene propiedades antioxidantes y ayuda a prevenir infecciones bucales), especialmente si con él sustituimos la ingesta de bebidas refrescantes azucaradas. Pero también conviene controlar la cantidad pues el exceso de excitante cafeínico nos puede producir efectos indeseados, sobre todo para nuestro descanso.

Por eso, es importante señalar que el té verde no constituye ningún remedio mágico y de poca utilidad es si nuestra dieta es desequilibrada en cuanto al consumo de otros alimentos. Su consumo, siempre moderado, es saludable pero es necesario tener en cuenta que sus efectos no son inmediatos. 

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo