Todo lo que necesitas saber para elegir una buena cafetera exprés

4 minutos

¿Te encanta el café y te has decidido a comprarte una cafetera exprés para disfrutar de cafés de calidad en casa? Descubre en qué hay que fijarse a la hora de elegir una buena cafetera.

También te puede interesar: Cafetera de goteo o cafetera americana, ¿sí o no?
Todo lo que necesitas saber para elegir una buena cafetera exprés.

Adoras el café concentrado que tomas en el bar, te encanta esa espuma que hace y el sabor potente que tiene… ¡Tú necesitas una cafetera exprés!

Las cafeteras exprés son las reinas de las cocinas, especialmente las de cápsulas, que han llegado a todos los hogares. El café que hacen las cafeteras exprés es muy apreciado: se consigue una bebida corta, cremosa, intensa y con cuerpo. A los amantes del café les encanta esta cafetera.

¿Cómo funciona una cafetera exprés?

El funcionamiento de este tipo de cafeteras es lo más sencillo que hay:

Una vez se coloca el café molido en el cacillo y se prensa ligeramente, la máquina hace el resto del trabajo. Básicamente calienta el agua para que alcance mucha presión (12 -15 bares) y lo hace pasar por el cacillo donde está el café molido. Como el agua está a mucha temperatura y presión la extracción del café es muy rápida, lo que da como resultado unos cafés con mucho cuerpo.

La única tarea que puede tener un poco de miga es la prensa del café. Si lo prensas demasiado, tendrás un café muy espeso. Si, por el contrario, lo dejas muy suelto, el café saldrá aguado.

Con respecto a la molienda, es importante que el café tenga un molido fino y, a ser posible, hay que elegir un café natural.

Tipos de cafeteras exprés

Dentro del grupo de las cafeteras exprés tenesmos tres tipos de cafeteras:

- Cafeteras semiautomáticas: en estas cafeteras hay que controlar manualmente la extracción de café.

- Cafeteras automáticas: la extracción de la café la hace la máquina. Es decir tú cargas el cacillo, prensas ligeramente el café, aprietas a un botón y la cafetera hace el resto. En este grupo suelen estar las, tan de moda, cafeteras de cápsulas. Que, en vez de funcionar con café molido, funcionan con cápsulas (que básicamente es café molido y envasado al vacío para que no pierda propiedades).

- Cafeteras superautomáticas: la propia máquina muele el café, lo prensa y lo prepara con solo pulsar un botón.

¿Cuántos bares de presión debe tener mi cafetera?

Cuantos más bares de presión tenga la cafetera, obtendremos un café más cremoso. Pero no siempre a más bares conseguimos que tenga más sabor.

Si la cafetera tiene una presión excesiva, podríamos obtener un café menos agradable. La medida estándar de la mayor parte de cafeteras es 15 bares.

Sin embargoegún el Instituto Nacional del Espresso Italiano, la presión ideal para conseguir un buen café es 9 bares, bar arriba o abajo.

Y entonces, ¿por qué las cafeteras domésticas tienen 15 bares? La razón es que la bomba que tiene la cafetera doméstica es mucho menos potente que la de una cafetería, por lo que hace falta que el agua tenga más presión para que cuando llegue al cacillo donde está el café molido llegue con 9 bares. Por tanto, 15 bares es la presión correcta.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir mi cafetera ideal?

Adquirir una cafetera de este tipo supone una inversión importante, por lo que es interesante saber cuáles son tus necesidades para acertar con la cafetera.

¿En casa sois muy cafeteros y tenéis conocimientos para variar el café a tu gusto? Necesitas una cafetera semiautomática, que te permita controlar a mano todo el proceso de extracción.

¿Tomas poco café semanal y no te apetece complicarte la vida aunque quieres un buen café? Una cafetera automática de cápsulas es tu solución. Si escoges una buena marca, que tenga buen café, conseguirás buen café solo con apretar un botón. Al tomar pocas tazas de café a la semana el elevado precio del kilo de café de las cápsulas no lastrará tu economía.

¿Te gusta el café pero no quieres tener que hacer un máster para usar la cafetera? Apuesta por una cafetera automática pero que no funcione con cápsulas, sino con café molido. Podrás elegir el café que quieras y te ahorrarás un dinero importante en cápsulas. Aunque la inversión en la cafetera sea mayor.

¿Adoras el café recién molido y pero no te apetece molerlo a diario? Las cafeteras exprés superautomáticas son la solución. No requieren ningún trabajo y te proponen una taza de café recién molido con solo pulsar un botón. El punto negativo es que estas cafeteras suelen ocupar mucho espacio y suelen ser muy caras. Pero si bebes café a diario, la tienes amortizada en dos o tres años.

Este tipo de cafeteras (todas ellas) tienen un precio mucho más alto que las cafeteras tradicionales de carácter manual como la italiana, la de émbolo, la Chemex e, incluso, la de goteo. Otros puntos a tener en cuenta es que suelen requerir algo de mantenimiento, como descalcificarlas cada pocos meses, y ocupan mucho más espacio en la encimera que las que hemos citado anteriormente.

X

Etiquetas: Bebida, Café

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS