Así se prepara el gin-tonic perfecto

No valen las preparaciones cuquis a tope de botánicos, añadir tónica y ginebra así aleatoriamente, ni usar cualquier tipo de vaso. ¡Hay unas claves que tienes que conocer para preparar un gin-tonic perfecto!

Tal y como acaba de apuntar en el vídeo Antonio Aranda, barteneder y embajador de Larios, no vale todo para preparar esta copa tan de moda y que tanto se maltrata en pro de preparar un gin-tonic premium.

Muchas veces es por desconocimiento, otras por tratar de hacer un combinado de mejor calidad, pero en todos los casos el resultado es un desastre difícil de beber. ¿Tan complicado es preparar una copa igual que en una coctelería? ¿Qué secretos esconde el gin-tonic? Estas son las claves que nos da Antonio Aranda.

La copa debe estar muy fría

Es importante que el recipiente donde se va a preparar el gin-tonic esté muy frío, ya que de esta manera la ginebra se diluirá lo menos posible. Esto se debe a estamos ante una bebida que no tiene envejecimiento, por lo que pierde matices y notas a la primera de cambio.

Para conseguirlo llenaremos la copa de hielo y los moveremos muy bien por toda la copa con ayuda de la cuchara mezcladora. Hay que evitar que la bebida se agüe y para ello, es fundamental escurrir muy bien el agua que hayan soltado los hielos antes de incluir la ginebra.

Cantidad de ginebra y tónica

Tampoco vale lo de hacer este combinado a ojo. La proporción ginebra-tónica es clave para que quede bien equilibrado y sepa bien. Usaremos 5 cl de ginebra y una botella de tónica, que debe estar muy fría y que hay que servir suavemente, muy despacito. En este punto se puede usar nuevamente la cuchara de coctelería para perder la menor cantidad de gas posible y que el gin-tonic mantenga su efervescencia.

Botánicos

A Aranda le gusta mucho hacer maridajes por armonía, es decir usar los mismos botánicos que se han utilizado para elaborar la ginebra del gin-tonic.

Para preparar este combinado utiliza Larios 12 y apuesta por añadir a la copa  naranja y lima, dos ingredientes que lleva esta ginebra. No se usa el zumo de estos cítricos en ningún momento, sino que se utiliza un trozo de piel de ambos.

Un truco con la piel de los cítricos

Para extraer todos los aromas, una vez tiene las pieles cortadas, el barman propone doblar y girar ligeramente las pieles sobre la copa para aromatizar todavía más el combinado.

Y ya para los avanzados…

Antonio remata la jugada vaporizando un poco de esencia de azahar (otro ingrediente de la ginebra elegida) que volatiliza sobre la copa para aportar una matiz más.

Como verás, teniendo en cuenta unos cuantos consejos básicos puedes conseguir un gin-tonic absolutamente delicioso.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo