Pasta de curry verde: aprende a preparar este sabroso condimento

De sabor picante, es muy famoso en la cocina tailandesa y sirve para acompañar infinidad de recetas. ¡Así se elabora de forma casera!

Muy famosa en la cocina tailandesa y un ingrediente básico de todas las gastronomías orientales, la pasta de curry es una pasta hecha a base de hierbas y especias variadas. Se puede preparar de color rojo, de color amarillo o de color verde.  En el caso de la pasta de este último color, hablamos de un condimento picante, que se prepara con pimiento verde, guindilla tailandesa, ajo, chalota, piel de limón y tallos de cilantro, entre otros muchos ingredientes.

No siempre es fácil encontrar en tiendas y supermercados esta pasta de curry -sobre todo en nuestro país- pero por suerte preparar esta mezcla de forma casera es una tarea de lo más fácil y rápida (sólo necesitarás unos 10 minutos). Si te apetece probar este condimento potente y picante para dar mucho más sabor a tus platos (ya sean carnes, mariscos, pescados…) toma nota de la elaboración que te proponemos.

Ingredientes que necesitas

  • 300 gramos de pimiento verde en trozos
  • 50 gramos de dientes de ajo
  • 20 gramos de jengibre fresco en trozos
  • 1 o 2 chiles verdes frescos (sin pedúnculo ni semillas)
  • 10 gramos de lemon grass fresco
  • 20 gramos de cilantro fresco (hojas y parte del tallo)
  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • Media cucharada de cúrcuma molida

Cómo preparar pasta de curry verde

Para empezar muele en un morter de madera los 50 gramos de diente de ajo, las semillas de cilantro y el jengibre hasta que consigas un polvo bastante fino. Después, en un vaso grande de batidora, añade el polvo obtenido y el resto de ingredientes de la lista. Tritura todo bien durante un par de minutos hasta que consigas una pasta fina y homogénea. ¡Y el curry ya estará listo para tomar!

Puedes conservar la pasta de curry verde en un tarro bien cerrado durante aproximadamente cuatro días en el frigorífico, o durante 10 días si cubres la pasta con una fina capa de aceite dentro del tarro. Si vas a tardar más de ese tiempo en consumirla, opta mejor por congelarla. ¡Conservará todo su sabor durante semanas!

Y un par de trucos más… si quieres preparar curry amarillo o rojo en lugar de verde, sólo tienes que cambiar la cantidad de los ingredientes: 1 cucharada más de cúrcuma y pimiento amarillo para preparar el primero y pimiento rojo en lugar de verde para preparar el segundo. ¡Es muy fácil!

Continúa leyendo