Crema de garbanzos con salmorejo de pimientos

Una receta deliciosa, fácil y original que combina un plato típico de la gastronomía andaluza con una crema de garbanzos. Una propuesta muy nutritiva y con resultado espectacular.

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 4 dl de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada de tahina
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1/2 lata de pimientos de piquillo
  • 2 tomates
  • 40 g de miga de pan
  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de queso parmesano rallado
  • 8 gambas.
  • Sal
  • Pimienta molida.
Tiempo de preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
6 comensales
Tipo de receta: Legumbres
Light

Elaboración:

  1. Cortar el hojaldre en tiras y darles forma de espiral.
  2. Ponerlas sobre la bandeja y cocer 25 min.
  3. A mitad de tiempo, pintar con yema de huevo y espolvorear con orégano y queso.
  4. Una vez doradas, retirar y reservar.
  5. Escurrir los garbanzos y pasarlos por agua.
  6. Triturar junto con la mitad del aceite, el zumo de limón, la tahina y 1 diente de ajo pelado.
  7. Rectificar la sazón y reservar.
  8. Pelar los tomates y los dientes de ajo restantes.
  9. Triturar con el resto del aceite, los pimientos y la miga de pan.
  10. Reservar.
  11. Pelar las gambas, sazonar con sal y freír con 1 cuch de aceite.
  12. Montar los vasos con el hummus (crema de garbanzos) y el salmorejo.
  13. Decorar con 2 gambas y unos brotes (opcional) y acompañar con los picos de hojaldre.

Cómo mejorar tu crema de garbanzos con salmorejo de pimientos:

Esta es una receta deliciosa, fácil de hacer y que gusta a todo el mundo. Además cuenta con la originalidad de mezclar un plato tan típico de la gastronomía cordobesa con un plato muy popular en Oriente Medio. A continuación te traemos una serie de consejos con los que puedes mejorar esta receta. ¡Toma nota!

Para el salmorejo, escoge pan del día, para esta receta hemos utilizado solo la miga de este, pero puedes usar también la corteza para darle otro toque de sabor. El pan tierno es mucho más sabroso y jugoso que si utilizas un pan duro o de tostas.

Escoge un buen tomate, que sea grande y que esté maduro. Los tomates verdes y duros estropearán tu salmorejo. Los expertos cordobeses aconsejan no pelar el tomate, lavarlo y ponerlo a batir con la piel, así sus fibras naturales darán espesor al plato.

Elige un buen aceite de oliva, este plato no acepta otros tipos de aceite como el de girasol. El aceite es esencial y le dará ese gustito final que se queda en el paladar.

El salmorejo al igual que el gazpacho es un tipo de sopa o crema que se toma frío, por lo que es básico esperar a que se enfríe en la nevera durante unas horas. 

La crema de garbanzos es muy versátil y fácil de hacer, además admite mil variaciones. Si quieres añadirle un plus de sabor, añádele algunas de tus especias favoritas: a esta crema le van bien nuez moscada, cúrcuma y los clavos de olor. Para darle un toque fresco puedes ponerle una ramita de perejil o cebollino picado. Además de dar sabor, visualmente será mucho más vistoso y alegre. 

Los garbanzos son la clave de esta crema, puedes usar unos buenos garbanzos ya cocidos (que sean de calidad) o cocerlos tú mismo en casa. Con la olla exprés tardarás menos de 10 minutos en tenerlos listos y el resultado merece la pena.

Continúa leyendo nuestras recetas...