Crema de setas y castañas

Una sopa sorprendente, elaborada con los ingredientes de temporada, para tomar caliente y reconfortarte en los días de frío.

También te puede interesar:

Ingredientes:

  • 500 g de setas de temporada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 100 g de castañas en conserva al natural
  • 100 ml de vino de Jerez seco (fino)
  • 300 ml de caldo de verdura o de pollo desgrasado (al gusto)
  • 100 ml de nata líquida para cocinar (opcional)
  • Sal 
  • Pimienta cinco bayas
  • Perejil fresco.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Setas
Vegetarianos
Sin gluten

Elaboración:

1. Limpiar las setas con un paño húmedo para retirar la tierra adherida. También se pueden raspar ligera y suavemente con un cuchillo. En caso de estar muy sucias, pueden pasarse por un hilo de agua, pero hay que sacudirlas enseguida y secarlas rápidamente para que no pierdan su aroma.
2.  Cortarlas si son muy grandes. Trocear alguna en láminas y reservarlas para decorar.
3. Pelar y picar la cebolla. Rehogarla en una sartén a fuego lento con aceite caliente hasta que esté lacia y transparente. Agregar las setas y saltearlas durante unos minutos.
4. Mojar con el vino de Jerez y dejar cocer a fuego vivo hasta que se evapore.
5. Escurrir las castañas del líquido de conserva e incorporarlas a la preparación de setas. Añadir el caldo de pollo o verduras y sazonar con sal. Llevar a ebullición y dejar cocer 5 minutos.
6. Retirar parte del caldo de la cocción, triturar con la batidora  y tamizar con el pasapurés para obtener una crema fina. Rectificar el punto de sal si fuera necesario y la textura si la ves muy densa (se puede añadir parte del caldo de la cocción retirado).
7. Antes de llevar a la mesa, calentar la crema, añadir un chorrito de nata líquida y mezclar. Verter en unos cuencos, decorar con las setas laminadas reservadas y una ramita de perejil. Sazonar con unas vueltas de molinillo de pimienta cinco bayas y servir caliente.

Más sobre esta crema de setas y castañas:

Las cremas y sopas son perfectas para los meses de otoño e invierno. Grandes alternativas para empezar una comida o cena. Para conseguir la textura perfecta es muy importante retirar parte del caldo de la cocción antes de triturar y luego ajustar la textura al gusto. Este truco parece una tontería pero es una de las claves para que queden perfectas. La nata o la leche evaporada (si quieres reducir el contenido en grasa) también le dan una textura muy interesante a las cremas de verduras.

En este caso estamos ante una crema que sabe a otoño, con dos ingredientes de temporada que, combinados, son un espectáculo. Es interesante aprovechar el otoño para tratar de comprar setas silvestres que den aún más sabor al plato. Elige las que encuentres o tus favoritas, con unos boletus edulis tienes un plato digno de un evento especial.

A la hora de hacer las cremas, es muy importante que poches muy bien las verduras para que tengan mucho sabor a fuego muy lento y que utilices un buen caldo para cocinarlas, casero, claro está. En este caso, el caldo de pollo va de cine. Prepararlo es tan fácil como cocer unas carcasas de pollo con verduras durante 3 horas. Debes reducir el agua que añadas a la mitad, aproximadamente. Después solo hay que colar, desgrasar y guardar en el congelador para tomar una sopa deliciosa o usar como base para tus guisos o cremas. ¡Merece la pena!

Y con estos consejos conseguirás una crema totalmente deliciosa. Pruébala y nos cuentas.

 

Continúa leyendo nuestras recetas...