Crema fría de guisantes y menta

Si la menta te resulta demasiado fuerte, sustitúyela por otra planta refrescante, como la hierbabuena.

Ingredientes:

  • 750 g de guisantes congelados
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 850 ml de caldo vegetal o agua
  • sal
  • pimienta
  • crema fresca (nata para cocinar)
  • 30 g de mantequilla
  • 40 ml de aceite de oliva
  •  menta fresca
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Legumbres
Light
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Saca los guisantes del congelador. Pica la cebolla y pela el diente de ajo. En una cazuela, pon una nuez de mantequilla y un poco de aceite de oliva. Añade la cebolla y el ajo y deja que se vaya cocinando a fuego bajo-medio. Cuando la cebolla adquiera un tono transparente, sin llegar a coger color, incorpora los guisantes, rehoga 2 minutos y agrega el caldo vegetal. Deja hervir unos 7 u 8 minutos.
  2. Tritura en el vaso de la túrmix, sin añadir todo el caldo de la cocción. Agrega más líquido, poco a poco, hasta obtener la textura deseada. Echa unas cuatro hojas de menta fresca lavadas y tritura de nuevo. Salpimienta y cuela, si quieres que tenga una textura más fina.
  3. Sirve en un bol la crema de guisantes con una cucharada de crema fresca en el centro y unas hojas de menta, para decorar. Rocía un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Continúa leyendo nuestras recetas...