Crema fría de zanahorias a la albahaca

Si te gustan los platos fríos para combatir el calor, pero no quieres renunciar al sabor, aquí tienes la receta para una deliciosa crema de zanahorias para tus comidas de verano. ¡Fácil y sabrosa!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Light
Sin gluten

Ingredientes:

  • 500 g de zanahorias
  • 250 g de tomates maduros y rojos
  • 2 dientes de ajo
  • 2,5 dl de caldo de ave desgrasado
  • unas hojas de albahaca fresca
  • aceite de oliva virgen suave
  • pimienta blanca molida
  • sal
  • 4 tomatitos cereza para adornar.

Elaboración:

  1. Lavar muy bien los tomates, secarlos y trocearlos.
  2. Raspar las zanahorias y trocearlas.
  3. Poner ambas hortalizas en un recipiente junto con los dientes de ajo pelados y el caldo de ave.
  4. Triturar con la batidora eléctrica.
  5. Agregar un chorrito de aceite de oliva y volver a batir para que emulsione bien con la crema.
  6. Pasar por un pasapurés y luego por un colador si se desea una textura más fina.
  7. Salpimentar al gusto y meter en la nevera durante unas 3 horas.
  8. Cuando está muy fría, repartir la crema entre los cuencos.
  9. Espolvorear con albahaca fresca picada.
  10. Adornar con un tomatito partido por la mitad y servir.

Consejos para hacer que la crema quede perfecta

Esta crema fría de zanahorias es un plato saludable y bajo en calorías. Una ración solo contiene 90 calorías.

Para que quede una crema de 10 elige un tomate de calidad. La época estival el mejor momento para comprar un tomate con sabor a tomate. No olvides que este alimento tiene pocas calorías, un sabor delicioso y muchos nutrientes. Además, el tomate está formado en un 94 % por agua, por lo que es perfecto para mantenerse hidrata en verano.

Si deseas darle un toque distinto y más potente a esta crema, incorpora a los ingredientes un poco de apio troceado y al que habrás quitado las hebras. Si por el contrario prefieres lo sabores más suaves, puedes cocer la zanahoria 15 minutos antes de añadirla a tu preparación. Eso sí, no olvides que la zanahoria cruda es más sana, debido a que mantiene todos sus nutrientes intactos.

Para evitar los alimentos procesados y escaso valor nutritivo, elige un caldo de ave casero que habrás desgrasado previamente. Esta opción aportará un plus de sabor y más calidad a esta crema fría.

La zanahoria tiene muchos beneficios para tu salud. Este ingrediente, al igual que el tomate, es especialmente rico en carotenos, un potente antioxidante que retrasa el envejecimiento de la piel. Además, es rica en agua, por lo que mejora la hidratación y acelera la eliminación de solutos y toxinas. Con ello se puede evitar la formación de cálculos renales o piedras en el riñón.

El ajo, incluido en esta receta, actúa como vasodilatador de los capilares y arterias. Esto hace que ayude a controlar la tensión arterial. Además, ayuda a purificar la sangre y limpiar el intestino.

Para combatir el calor, recuerda servir esta crema fría, pero no en exceso ya que con una temperatura excesivamente baja dificultarás la digestión, haciéndola más lenta y menos eficiente de lo habitual.

Continúa leyendo nuestras recetas...