Puré de zanahoria con huevo, frutos secos y salsa agridulce

Ponlo en el plato con avellanas partidas o el fruto seco que más te guste y picatostes. Son el complemento perfecto.

Ingredientes:

  • 750 g de zanahorias
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 1⁄2 bulbo de hinojo
  • 1 cebolleta
  • 1 patata
  • 4 huevos
  • 50 g de mantequilla
  • sal
  • pimienta negra molida

Para la salsa:

  • 175 ml de agua
  • 150 ml de vinagre de vino blanco
  • 60 ml de salsa de soja
  • 100 g de azúcar
  • 2 cucharadas de kétchup
  • 25 g de maicena
  • 1 ñora hidratada
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Elaborar el puré de zanahoria. Para ello, pelar y lavar las zanahorias, la cebolleta, la patata y el bulbo de hinojo. Cortarlo todo en trozos regulares, pero no demasiado pequeños, y sofreír 5 minutos con la mantequilla.
  2. Agregar el caldo de verduras y cocer durante 35 minutos, hasta que las verduras no ofrezcan resistencia al pincharlas. Rectificar de sal y pimienta y triturar todo bien. Debe resultar una pasta homogénea, pero no muy líquida.
  3. Envolver cada huevo en film transparente, con una pizca de sal y unas gotas de aceite de oliva, como si fuese un caramelo, cerrándolo bien por los cuatro extremos. Cocer en agua hirviendo las bolsitas de huevo 4 minutos y enfriar en agua con hielo. Desmoldar y sacar los huevos poché .
  4. Disolver la maicena con un poco de agua fría y reservar. Picar la ñora y mezclarla con los demás ingredientes de la salsa en un cazo. Llevar a ebullición y añadir la maicena disuelta cuando el conjunto se haya reducido un poco, hasta encontrar el punto de espesor de salsa. Servir el puré con el huevo encima y unas cucharas de salsa agridulce.

Claves para hacer el mejor puré del mundo

Si tienes dudas sobre cómo preparar una buena crema de zanahoria, te daremos las claves para triunfar siempre. Aunque es una opción rápida y sencilla, existen algunos tips para hacer los purés más suculentos. Además, las cremas son una opción perfecta para salir del paso en esos días que no sabemos qué hacer y queremos comer saludable.

Un primer paso es determinar el tipo de cocción previo. En el caso de la calabaza puede ser interesante asarla, pero para la zanahoria es mejor hervirla en la cazuela. La cocción tendrá que ser medida cuidadosamente. Cocinar demasiado un alimento puede echar a perder los nutrientes esenciales. Las zanahorias requieren más cocción, pero un truco es poner un temporizador y así no olvidarte del fuego.

Otro factor clave es el sofrito. La cebolla y el pimiento son ingredientes indispensables para cualquier receta. No obstante, no dejes de probar el puerro sazonado con sal y pimienta para una buena crema. Su sabor ayudará a equilibrar el resto de ingredientes.

Si queremos una crema con un sabor intenso, se puede mezclar con otras verduras. El brócoli puede ser interesante, ya que no tiene demasiado sabor y no tapa el sabor del ingrediente principal.

Por último, el triturado será el paso definitivo para lograr una buena textura. Escoger una batidora con suficiente potencia es importante para evitar que queden grumos. Si después del triturado te quedan trozos sin picar, un truco es pasarlo por un colador chino o un pasapuré. Esto ayudará a lograr una consistencia uniforme.

Continúa leyendo nuestras recetas...