Sopa de pepino con gambas marinadas

El pepino es un ingrediente refrescante y perfecto para hidratarse en verano. Prepara esta sopa de pepino para disfrutar de todo el sabor de las verduras y las gambas.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Verduras
Light
Sin gluten

Ingredientes:

  • 3 pepinos
  • 1/2 cebolla blanca
  • 1/2 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de pimiento rojo
  • cilantro fresco
  • 2 limones
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 8 gambas
  • unas gotas de salsa tabasco
  • sal
  • pimienta

Elaboración:

  1. Pelar los pepinos, abrirlos por la mitad y retirar las semillas.
  2. Cortarlos en rodajas (reservar algunas para decorar).
  3. Triturar junto con la cebolla blanca y el diente de ajo, todo pelado y picado, el aceite y el zumo de 1 limón.
  4. Salpimentar y añadir 6 dl de agua.
  5. Reservar 4 horas en la nevera.
  6. Al tiempo, retirar la cabeza a las gambas, pelarlas, abrirlas a lo largo y ponerlas en un plato. Rociar con el zumo del otro limón, unas gotas de tabasco y una pizca de sal.
  7. Tapar con film de cocina y reservar en la nevera durante 3 o 4 horas.
  8. Servir la crema fría en copas y añadir la cebolla morada cortada en tiras, el pimiento rojo picado fino, las gambas marinadas, las rodajas de pepino y una ramita de cilantro fresco. 

Trucos para que tu sopa de pepino quede perfecta:

Las cremas son perfectas para disfrutar en cualquier momento. Servidas en copas, como en este caso, son ideales para empezar una comida especial. Pero es que también son grandes opciones para llevar en tupper al trabajo (eso sí, en este útlimo caso lo mejor es llevarse las guarniciones en un tupper aparte para que no se reblandezcan con el paso de las horas) y también para tomar como plato único en una cena.

El pepino es el ingrediente principal de esta sopa. Es una verdura llena de propiedades beneficios para la salud. Hay que destacar su poder hidratante y refrescante, perfecto para consumir en verano y combatir las altas temperaturas. Esta propiedad se debe a que está compuesto en un 95 % de agua.

Además de ser perfectos para dietas depurativas con su alto contenido en agua, los pepinos son bajos en calorías y ricos en fibra. También destacan por su contenido en vitaminas A, B y C, idóneas para proporcionar a tu cuerpo energía y reforzar el sistema inmunitario.

Para seleccionar el pepino perfecto, te aconsejamos elegir aquellos que tengan la piel oscura, sin manchas amarillas y que no sean excesivamente anchos. Estos últimos suelen tener un sabor más amargo. Si al presionar la parte más cercana al tallo notas que está blando, mejor comprar otro pepino. Esto es indicativo de que fue recolectado hace mucho tiempo.

Por otra parte, la cebolla (blanca y morada) es otro de los ingredientes principales de este plato. Durante generaciones ha sido considerado un alimento medicinal por sus numerosas propiedades. Contiene vitaminas del grupo B, necesarias para el sistema inmunitario y sistema nervioso, vitaminas E y C, fuertes antioxidantes para el cuerpo.

Si tú eres de esas personas que no sopota el cilantro, puedes sustituirlo por otras hierbas aromáticas como el romero o la albahaca.

Si no te animas a tomar las gambas crudas (en esta receta están "cocinadas" con limón),  puedes saltarte el paso de marinarlas en limón y directamente saltearlas vuelta y vuelta en una sartén con aceite. A la hora de servir la crema, puedes colocar unas gambas por la superficie y unas gotas del aceite en el que has cocinado este marisco.

 

Continúa leyendo nuestras recetas...