Vídeo de la semana

Cómo hacer una ensalada otoñal con calabaza asada

La calabaza es uno de los alimentos más característicos del otoño. Y es tan versátil que podemos disfrutarla en cremas, purés, caldos, postres o incluso asada. Y un ejemplo es esta deliciosa ensalada otoñal.

Cómo hacer una ensalada otoñal con calabaza asada
Foto: Istock

Desde un punto de vista nutritivo, es cierto que la calabaza contiene una cantidad particularmente interesante de carotenoides, que son unos compuestos antioxidantes muy saludables, especialmente a la hora de reducir la acción de los radicales libres, habitualmente asociados al envejecimiento prematuro y la aparición de enfermedades crónicas.

También es una fuente muy interesante de vitamina A, fósforo, magnesio, vitamina C y vitamina B2, además de minerales como el fósforo, potasio, manganeso, magnesio, hierro, calcio, cobre, sodio y zinc.

Destaca igualmente por ser baja en calorías, de manera que 100 gramos de calabaza aportan apenas 26 kcal. Aunque, es cierto, todo dependerá del resto de ingredientes que acompañen la receta.

Se trata de un alimento característico del otoño, hasta el punto que es comúnmente utilizada como elemento decorativo durante la popular festividad de Halloween. Y también es habitual su uso como ingrediente principal en infinidad de elaboraciones durante esta época del año.

Aunque es habitual utilizarla en cremas, purés y caldos, también es posible consumirla en postres y dulces. Y es tan inmensamente versátil que, incluso, puede ser útil en recetas de ensaladas para el otoño

Receta de ensalada de otoño con calabaza asada

Receta de ensalada de otoño con calabaza asada
Foto: Istock

La ensalada de otoño con calabaza asada sobre cuya receta te hablamos en esta ocasión es cierto que es una opción ideal para almuerzos para llevar, cenas fáciles o incluso como una guarnición excelente para reuniones de otoño con las que impresionar a nuestros invitados.

La calabaza asada proporciona un sabor dulce delicioso, que combina a la perfección con el resto de los ingredientes, como es el caso de las espinacas, nueces, semillas de calabaza, queso azul y granada.

Elaboración:

Comenzamos elaborando la calabaza asada. Para ello precalentamos el horno a 200 ºC. Cortamos el lado de la calabaza perpendicular al tallo. Luego, cortamos un lado de la calabaza hasta alcanzar el tallo, y luego repetimos pero en el otro lado. Partimos la calabaza por la mitad. 

Cortamos los lados de la calabaza en rodajas. Desechamos el centro y las semillas, y pelamos las rodajas de calabaza. Ponemos papel de horno sobre una bandeja para hornear, rociamos con aceite de oliva y asamos en el horno durante 20 minutos. Pasado el tiempo, retiramos del horno, le damos la vuelta a cada rebanada y continuamos asando durante otros 20 minutos más. Retiramos y dejamos que se enfríe.

Mientras la calabaza se enfría, lavamos muy bien las espinacas y las picamos, colocándolas en una ensaladera. Añadimos las rodajas de calabaza asadas, las semillas de calabaza, las nueces y el queso azul. Rociamos con aceite de oliva por encima.

Añadimos ahora la sal y la pimienta negra al gusto. Mezclamos y servimos. ¡A disfrutar!

Cómo hacer un aderezo para nuestra ensalada de calabaza asada

Aunque basta con añadir un poco de aceite de oliva por encima, también es posible elaborar un aderezo que combinará muy bien con nuestra receta.

Solo necesitas verter en un bol 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 cuchadadas de vinagre de vinto tinto, mezclando muy bien. Continúa con la miel, un poco de sal marina fina y pimienta negra recién molida, batiendo muy bien hasta conseguir que los ingredientes se combinen.

Si lo deseas, puedes ajustar el sabor y, en caso de ser necesario, añadir un poco más de vinagre. ¡Listo!

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo

#}