Cinco superalimentos que puedes añadir a tus ensaladas de verano

¿Cómo hacer tus ensaladas más nutritivas y saludables este verano? No te pierdas esto cinco ingredientes que puedes incluir en ellas.

ensalada ingredientes
Pexels

Picnics y barbacoas, comidas y cenas fuera de casa, tardes en terrazas, desayunos a deshoras… en los días de verano, comer de una forma saludable y mantener nuestro sistema inmunológico en forma sigue siendo una prioridad, aunque no siempre es fácil mantener los hábitos. Pero… ¿por qué no aprovechar la abundancia de verduras y frutas frescas de temporada para alimentarnos bien? De hecho, puedes incluir este tipo de alimentos en ensaladas en verano de una forma muy fácil y sencilla para lograr platos nutritivos de lo más saludables que te ayuden a compensar los excesos propios de esta época del año. ¡Toma nota de algunos de los mejores!

Jengibre y ajo:

​​Aromáticos y cargados de sabor, tanto el ajo como el jengibre contienen varios compuestos que refuerzan naturalmente el sistema inmunológico. El ajo, por ejemplo, contiene compuestos que ayudan naturalmente en la destrucción de bacterias e infecciones y que reducen el riesgo de enfermar. Agrega unos pocos dientes de ajo picados a una ensalada para darle mucho más sabor. Por su parte, el jengibre puede ayudar a disminuir la inflamación y a acelerar la digestión. ¡Haz un aderezo para ensaladas con jengibre fresco y un poco de ajo!

Cítricos:

Se cree que la vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos, que son clave para combatir las infecciones. Casi todas las frutas cítricas tienen un alto contenido de vitamina C, así que no dudes en incluirlas en tus ensaladas: pomelo, limones, limas, naranjas y mandarinas…. estas frutas suelen ir muy bien en ensaladas de verano o en un aderezo casero.

ensaladas
Pexels

Espinacas: Las verduras de hojas verdes oscuras en general son excelentes para nuestro sistema inmunológico debido a la gran cantidad de nutrientes que contienen. La espinaca, por ejemplo, no solo es rica en vitamina C, sino que también está repleta de numerosos antioxidantes y beta caroteno, que pueden aumentar la capacidad de nuestro sistema inmunológico para combatir las infecciones. La espinaca es más saludable cuando se cocina lo menos posible, para que retenga sus nutrientes. Sin embargo, un poco de cocción ligera facilita la absorción de la vitamina A.

Semillas de girasol y calabaza: Las semillas de girasol y calabaza están llenas de nutrientes que estimulan el sistema inmunológico. Las semillas de girasol contienen fósforo, magnesio y vitaminas B-6 y E y son increíblemente ricas en selenio. Las semillas de calabaza, por su parte, contienen zinc y hierro, que son vitales para la función inmunológica y poseen propiedades antifúngicas y antivirales. ¡Añade un puñadito a tus ensaladas!

Pimientos rojos: Si bien las frutas cítricas tienen mucha vitamina C, el pimiento rojo no se queda atrás... un pimiento de tamaño mediano contiene 152 miligramos de vitamina C, lo que satisface la cantidad diaria recomendada. Este vegetal también es una rica fuente de betacaroteno, que nuestro cuerpo convierte en vitamina A, que es importante para la salud de la piel, la vista y el sistema inmunológico. Los pimientos morrones rojos son excelentes picados en una ensalada. ¡No te los pierdas!

Continúa leyendo