Ensalada de espárragos blancos, praliné de almendras, manzana y distintas hierbas

He aquí una forma distinta de comer espárragos. Y es que, hay productos, que parece que la tradición nos ha dictado muchas veces la forma de tomarlos, hasta tal punto que no nos planteamos otro modo.

En el caso de los espárragos blancos, los hemos disfrutado tantas veces, cocidos, normalmente de bote, que una ensalada de espárragos en crudo, nos hará replantearnos muchas cosas sobre nuestra manera de obrar en la cocina.

A continuación, os presento una ensalada muy sencilla de preparar, sobre todo si disponemos del praliné casero de almendras, como fondo de armario, o de nevera.

La textura del espárrago, su increíble sabor y matices, en crudo, no os dejaran indiferentes.

Estoy seguro de que querréis repetir esta técnica muchas veces en el futuro.

Aquí os va:

Tiempo de preparación: 15 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Verduras

Ingredientes:

Ensalada de espárragos blancos
Foto: Bilbao Food Safari

Elaboración:

Triturar las almendras con ayuda de un robot de cocina y aceite de oliva virgen al gusto, hasta obtener una salsa fina de almendras.

Pelar los espárragos y laminar ayudados de un pelador.

Picar la manzana en tiras finas, dejándole la piel.

Emplatado:

Colocar una cucharada hermosa de praliné en el centro de un plato. Extender por el fondo del plato. Salar las cintas de espárrago y condimentarlas con aceite de oliva virgen extra.

Colocar estas cintas sobre el praliné. Disponer los bastones de manzana sobre ellos y también distribuir pequeños pétalos de hierbas varias.

Terminar perfumando el plato rallando la peladura de algún cítrico, no necesariamente tiene que ser pomelo.

También te puede interesar:
Enaitz Landaburu García

Enaitz Landaburu García

Mi infancia como cocinero tuvo lugar en los mejores locales de vanguardia de los últimos años. Mecido al calor de maestros, como Alija o Berasategui, aprendí las técnicas más sofisticadas para transformar los alimentos y ofrecer texturas, formas y sabores que sorprenden al gourmet más experimentado. Exploro todas las oportunidades que la cocina me da, y me expreso a través de lo que cocino. La pasión que me mueve es tan grande que no podía encerrarla en un local, ni en un solo menú, ni en unas cifras que deban cuadrar a fin de mes. Decidí dejarme llevar por la cocina y viajar con ella. Soy un cocinero nómada. Voy aprovechando las oportunidades que me ofrece mi camino. Mi última aventura es Gastrolopithekus Eskola. Una escuela de cocina donde intento transmitir la emoción de cocinar de forma casera, las virtudes de dejar de lado la comida enlatada y reemplazarla por productos saludables, e incentivar el consumo de productos ecológicos y de cercanía.

Continúa leyendo nuestras recetas...