Ensalada de ricotta salada con tomate

Una las combinaciones más sencillas y efectivas que hay para sacar partido a una hortaliza de calidad.

Ingredientes:

Pexels
Pexels
  • 500 gramos de tomates cherry
  • Una cebolla morada mediana
  • Aceite de oliva virgen extra (8 cucharadas)
  • 75 gramos de ricotta salada
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Verduras

Elaboración:

  1. Cortar por la mitad 500 g de tomates cherry.
  2. Cortar finamente una cebolla morada mediana. Es opcional la cantidad y también si queréis quitarle el amargor o no. Puede valer también una cebolla dulce como alternativa.
  3. Mezclar ambas cosas en un bol para ensaladas.
  4. Rociar con ocho cucharadas de aceite de oliva
  5. Rallar (o cortar en rodajas finas) 75 gramos de ricotta salada. 

Es una ensalada de verano que se utiliza mucho como acompañamiento de un plato de carne o de pescado. Puedes salirte del “carril central” y explorar carreteras secundarias para hacer la receta. Una de las formas más interesantes de hacerlo es añadiendo distintos tipo de tomates para aportar más matices, y un poquito más de ricotta, en proporción. Un buen tomate de temporada y unos poquitos tomates secos hidratados previamente en casa funcionan de maravilla junto a los cherries. Además, si tienes tomates secos conservados en casa, estarán en un aceite especiado que es fantástico para esta ensalada. 

La ricotta se obtiene calentando leche con sal y cuajo. Gracias a las particularidades del proceso de coagulación, se separa cuajada de suero. La cuajada se corta y prensa en formas, mientras que el suero se utiliza para cocinar durante horas la cuajada, que acabará siendo queso. 

Justo antes de este paso, se le añade más cuajo y más leche y se vuelve a cocinar. Es en este punto del proceso donde aparecen una coágulos blancos suaves casi de la nada, la ricotta, que recibe el mismo nombre que el proceso. 

La ricotta, por lo tanto, no es técnicamente un queso, sino un lácteo. Es un producto típico de todo el sur de Italia, aunque en Sicilia destaca por su textura tierna y temblorosa cuando está recién hecha, similar a lo que ocurre con las cuajadas o los flanes. En cada región, la ricotta tiene sus características específicas. 

Para esta ensalada de verano, puedes usar la que quieras o aquella a la que tengas acceso con facilidad.

Continúa leyendo nuestras recetas...