Espinacas, manzana roja y nueces pecanas a la miel

Verdura, fruta y frutos secos unidos en una receta de espinacas, manzana roja y nueces pecanas a la miel para que disfrutes de una comida hipersana.

Ingredientes:

  1. 400 g de espinacas baby frescas
  2. 2 manzanas rojas
  3. 200 g de requesón
  4. 1 cebolla roja
  5. 70 g de nueces pecanas
  6. 3 cucharadas de miel
  7. aceite de oliva virgen extra
  8. sal
  9. pimienta negra
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Elaboración:

  1. Pasar por el grifo del agua fría las espinacas y dejarlas en una ensaladera.
  2. Pelar, lavar y filetear la cebolla roja.
  3. Lavar bien las manzanas, descorazonarlas y partirlas en gajos sin eliminar la piel
  4. Partir las nueces en dos.
  5. Poner a calentar una sartén antiadherente, añadir una cucharada de aceite y las 3 de miel.
  6. Agregar un poco de sal y hacer una especie de caramelo.
  7. Incorporar las nueces y dar un par de vueltas para que se impregnen bien de esta preparación.
  8. Retirar y verter sobre las espinacas, las manzanas, la cebolla y el queso.
  9. Regar ligeramente con un poco de aceite y salpimentar al gusto.

Consejos para las espinacas, manzana roja y nueces pecanas a la miel:

En tan solo 15 minutos tendrás un plato de ensalada de espinacas, manzana roja y nueces lacadas a la miel. ¡Sabrosa y nutritiva! Apuesta por aumentar el consumo de verduras y frutas con este tipo de recetas que pegan en cualquier época del año.

Para realizar esta ensalada de espinacas, manzana roja y nueces lacadas a la miel es muy importante que tengas especial cuidado con el lavado de la manzana. Como dejaremos la piel, apuesta por lejía de uso alimentario para limpiarlas para que no quede ninguna sustancia nociva.

La manzana roja es una gran fruta con mucho sabor y múltiples beneficios. Proporciona numerosas vitaminas y minerales, fibra y antioxidantes. El 85 % de la composición de la manzana roja es agua así que es ideal para mantenernos hidratados. En resumen: las manzanas rojas nos mantendrán sanos por dentro y por fuera. Existen diferentes tipos de manzana roja y las puedes diferenciar por el color de la cáscara. 

De las espinacas poco se puede decir. Bien es sabido que es una de las hortalizas que más beneficios aportan a nuestro organismo, con un gran poder preventivo y regenerador. Con 100 g de esta verdura tendremos dos tercios de la vitamina A diarias necesarias, tiene un alto contenido en hierro y previene numerosas enfermedades como la anemia, el colesterol, la hipertensión o el sobrepeso. 

En esta receta de ensalada de espinacas, manzana roja y nueces lacadas a la miel se presentan crudas, pero también puedes hervirlas durante unos minutos. Todo depende del tipo de espinacas y existen dos categorías: de hoja rizada, que se consumen frescas entre otoño y primavera y las de hoja lisa, que se suelen comprar congeladas todo el año. 

Actualmente, tenemos unos cinco tipos de nueces (de Castilla, de macadamia, de Brasil, anacardos o nueces de la india y finalmente, las pecanas). El tipo de fruto seco que utilizamos para esta ensalada de espinacas, manzana roja y nueces pecanas a la miel, tiene un sabor suave, dulce y mantecoso, por ello creemos que esta elaboración es perfecta porque es sana y muy sabrosa. 

Todos los tipos de nueces se diferencian en su forma y en su sabor pero tienen una característica común: su alto contenido en antioxidantes y ácidos grasos saludables. Las nueces son geniales para revitalizarnos gracias a que contiene tiamina (una vitamina que ayuda a la células a convertir los hidratos de carbono en energía). ¡Que aproveche! 

Continúa leyendo nuestras recetas...