Ensalada de tomate y rúcula

Dos ingredientes principales componen esta rica ensalada de tomate y rúcula. ¿El secreto de su sabor? ¡El aliño!

Ingredientes:

  • 250 g de rúcula
  • 16 tomatitos
  • 1 cebolla roja
  • aceite de oliva virgen extra 
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana o de vino
  • sal
  • pimienta negra 
Tiempo de preparación: 10 minutos
Económica
Tipo de receta: Verduras
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Elaboración:

  1. Lavar la rúcula bajo el chorro del agua fría.
  2. Lavar también los tomatitos y partirlos por la mitad.
  3. Pelar la cebolla y trocearla en juliana fina.
  4. Regar con una vinagreta preparada con 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 de vinagre de manzana o vino, una pizca de sal y pimienta negra.
  5. Emulsionar bien los ingredientes.
  6. Si se desea se pueden añadir hierbas aromáticas al gusto (tomillo, mejorana, romero, albahaca, hinojo, estragón...). 

Más información sobre tu ensalada de tomate y rúcula:

Como ven, esta elaboración de tomate y rúcula no tiene ningún tipo de complicación. Si crees que le falta algún ingrediente para que se adapte mejor a tus gustos o al de tus invitados, tienes carta blanca para innovar. 

Lo importante de esta receta es que se utilice el vinagre de manzana porque es lo que le da un toque especial y diferente. Por otro lado, si te apetece añadir algo de proteína y un toque de sabor, puedes apostar por el queso. Puedes usar desde mozzarella fresca como otras opciones con más sabor, como puede ser el feta.

Elige tu tomate favoritos

En cuanto al tomate puedes usar el que quieras, tu opción favorita. El tomate es un clásico de la huerta en verano, son muy versátiles en la cocina e ideales para las ensaladas, las salsas o las sopas frías. 

Existen multitud de variedades de tomate y todas ellas funcionan fenomenal con esta ensalada. Eso sí, el reto está en encontrar algunos que tengan sabor a tomate de verdad. En primer lugar, tenemos los clásicos tomatitos cherry, son muy dulces y con una piel finísima. ¡Muy fáciles de comer! 

Hay otro tipo de tomate al que se le llama "cuerno de los Andes", es un tomate más raro de encontrar y tiene una forma alargada, muy parecida a la de los pimientos. La pulpa es densa, tiene poca agua y pocas semillas. Son muy buenos para hacer salsas, pero nosotras creemos que en una ensalada debe estar igual de buena. 

Encontraremos otra variedad de tomate que se diferencia por su tamaño: corazón de buey. Este tipo de tomate a conquistado a todos los gourmet. Tiene una carne firme, jugosa, cero ácida y de muy fácil digestión. ¡Un tipo de tomate sabroso y lleno de vitaminas!

Los tomates Raf se cultivan en suelos salinos, una característica que le proporciona mucho sabor. Su producción es escasa así que su precio es bastante alto pero te aseguramos que de vez en cuando merecerá la pena apostar por este tipo de tomate. Lo encontrarás porque presenta un color verde oscuro muy característico. 

Otra variedad de cherry la podemos encontrar en la llamada pera amarilla. Un tipo de tomate con color amarillo y en forma de pera. ¡Su sabor entre dulce y ácido te encantará! 

Finalmente, puedes apostar por el tomate en rama. Tiene un aroma bastante característico y un color rojo muy intenso. Es agridulce, refrescante y aromática, ideal para cualquier ensalada. 

 

Continúa leyendo nuestras recetas...