Recetas con alubias: ideas únicas para disfrutar de esta legumbre exquisita

Conocidas habitualmente bajo el nombre de habichuelas, nos encontramos ante posiblemente una de las legumbres más populares y utilizadas en la cocina de muchos hogares. Te descubrimos algunas recetas sencillas pero exquisitas.

Originarias de América del Sur, las alubias proporcionan excelentes cualidades nutritivas. Además, independientemente de cuál sea la variedad que nos encante, se trata de una legumbre que puede funcionar perfectamente como acompañamiento de casi cualquier tipo de comida.

De hecho, a partir del siglo XX, las alubias consiguieron convertirse rápidamente en un ingrediente imprescindible en la cocina española. 

Aunque es cierto que podemos encontrarlas en cualquier momento del año, lo que pocas personas saben es que, originalmente, se trata de un alimento de temporada. De hecho, la temporada de las alubias comprende los meses de junio a septiembre, durante el cual las alubias aún están frescas. 

Desde un punto de vista nutritivo las alubias son ricas en vitaminas (en especial tanto vitamina C como vitamina K), además de potasio. También destacan por su elevado contenido en fibra, lo que las convierte en un alimento muy interesante a la hora de prevenir el estreñimiento y las enfermedades cardiovasculares.

En la cocina, por otro lado, tiene una amplia variedad de usos, por lo que todo dependerá de la receta que escojamos. Cocidas o crudas, saladas o dulces, en una sartén, escalfadas o simplemente cocidas, no hay duda que las alubias están repletas de sabores. Y, como muestra, a continuación, te proponemos algunas de las mejores recetas.

Chuletas de cerdo y alubias con mostaza

Chuletas de cerdo y alubias con mostaza
Foto: Istock

Acompañadas con espinacas, estas chuletas de cerdo y alubias con mostaza se convierte en una excelente comida, que puede funcionar tanto para el almuerzo como para la cena.

Ingredientes:

  • 400 g de alubias
  • 1 cebolla finamente rebanada
  • 1 diente de ajo pequeño triturado
  • 200 g de espinacas
  • 2 chuletas de cerdo
  • 3 cucharadas de nata
  • 100 ml de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharada de mostaza integral

Elaboración:

Comenzaremos calentando en una cacerola una cucharada de aceite. Añadimos la cebolla y sofreímos a fuego medio durante 10 minutos, o hasta conseguir que se ablande. Luego, añadimos el ajo y cocinamos durante 1 minuto más. Revolvemos con las alubias y el caldo de pollo, y cocinamos a fuego lento. Añadimos las espinacas tras haberlas lavado y secado bien, tapamos y cocinamos durante 3 minutos, o hasta que las espinacas se hayan ablandado.

Colocamos la mezcla en una batidora de mano, dejando algunas alubias enteras reservadas aparte, y batimos durante 10-20 segundos. Añadimos la nata fresca y la mostaza, y sazonamos generosamente. Luego, volvemos a cocinar a fuego lento durante 3 minutos, hasta conseguir que la mezcla espese.

Sazonamos las chuletas de cerdo por ambos lados. Calentamos el aceite restante en una sartén antiadherente, a fuego medio-lento. Sostenemos, con la ayuda de un par de pinzas para dorar la grasa, sostenemos las chuletas de lado. Ahora, cocinados cada uno por cada lado durante 7 minutos, o hasta que se encuentren bien cocidas.

Finalmente, colocamos las alubias en un plato, cortamos las chuletas de cerdo en rodajas, y procedemos a colocarlas encima.

Guiso de alubias y chorizo

Guiso de alubias y chorizo
Foto: Istock

Se trata de un guiso abundante, exquisito, para alimentar a toda una familia con apenas cuatro ingredientes. Además, el chorizo picante y el pesto fresco proporcionan muchísimo sabor. ¿La receta? Estará lista en apenas 20 minutos.

Ingredientes:

  • 2 latas de 400 g de alubias escurridas
  • 1 bote de pesto fresco
  • 2 latas de 400 g de tomates picados
  • 200 g de chorizo picante para cocidos

Elaboración:

Comenzamos cortando el chorizo en rodajas, y lo colocamos en una cacerola grande a fuego medio. Lo freímos suavemente durante 5 minutos, o hasta que empiece a tomar un color marrón oscuro.

Justo en este momento añadimos los tomates y las alubias, llevamos a ebullición, y cocinamos a fuego lento durante 10 minutos. Agregamos el pesto y mezclamos ligeramente, sazonamos y servimos en un total de cuatro tazones o cuencos.

Sopa de puerro, alubias blancas y chorizo crujiente

¿Buscas una receta sencilla y rápida pero exquisita? Esta sopa de alubias blancas, puerro y chorizo crujiente te encantará.

Ingredientes:

  • 2 latas de 400 g de alubias blancas, escurridas y enjuagadas
  • 230 g de chorizo, finamente cortado en cubos
  • 2 puerros grandes, en rodajas
  • 1 diente de ajo grande, triturado
  • 800 ml de caldo de pollo
  • 4 cucharadas de nata fresca, más extra para servir
  • 4 ramitas de romero finamente picadas
  • 30 g de mantequilla sin sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Colocamos la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva en una cazuela, y calentamos a fuego medio. Añadimos los puerros y sofreímos durante 15 minutos hasta que se ablanden y comiencen a dorarse. Agregamos el ajo, revolvemos, y cocinamos durante 1 a 2 minutos más.

Añadimos las alubias en la sartén, vertemos sobre el calcio caliente y cocinamos a fuego lento, sin tapar, durante 10 minutos. Luego, lo colocamos en una licuadora y mezclamos bien hasta obtener una consistencia suave. Luego, añadimos la crema fresca y sazonamos al fuego, manteniendo caliente a fuego lento.

Mientras tanto, procedemos a sofreír el chorizo en un chorrito de aceite de oliva en una sartén a fuego medio durante 5 minutos, o hasta que quede bien crujiente. Añadimos el romero y cocinamos durante un minuto más.

Para terminar, servimos la sopa en tazones y cubrimos con la mezcla anterior de chorizo y romero, además de agregar por encima el aceite que quede en la sartén.

¡Consejo! Te recomendamos servir con un poco de pan crujiente.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo