Croquetas de morcilla y manzana con canela

Existen muchos tipos de morcilla, pero la de cebolla es la mejor para hacer el relleno de las croquetas, por su sabor y su textura semicompacta.

Ingredientes:

  • 300 g de morcilla de cebolla
  • 200 ml de nata líquida
  • 800 ml de leche entera 
  • 1 manzana golden
  • 1 rama de canela
  • 4 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla

Para rebozar:

  • harina
  • 4 huevos
  • pan rallado o panko
  • aceite de oliva
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Pela y corta en taquitos pequeños la manzana. Ponlos en un cazo grande con la mantequilla, hasta que quede dorada y fácil de chafar.
  2. Deshaz la morcilla, quitándole la piel, y ponla con la manzana. Añade la nata y cocina 5 minutos removiendo hasta que la carne de la morcilla quede totalmente desmenuzada y la manzana, casi en puré .
  3. Pon la rama de canela en un cazo con la leche y calienta. Cuando empiece a humear, retira del fuego y deja infusionar 5 minutos. Retira la rama de canela y vuelve a calentar la leche.
  4. Agrega la harina a la sartén con la morcilla, cocina hasta que se dore un poco y añade la leche sin dejar de remover. Debe quedar muy cremosa al empezar a hervir. Adereza con sal y pimienta negra y extiéndela sobre una bandeja hasta que se enfríe.
  5. Prepara la harina, el huevo batido y el pan rallado en tres recipientes separados. Haz croquetas alargadas y rebózalas en harina, huevo y pan rallado. Fríe en abundante aceite y escurre sobre papel absorbente.

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}