Huevos escalfados sobre tosta de patata y huevas de trucha

¿Quieres hacer una receta de huevo original y deliciosa? Te recomendamos elaborar unos huevos escalfados sobre una tosta de patata y huevas de trucha. ¡Se convertirá en una de tus recetas favoritas!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Huevos

Ingredientes:

  • 500 g de patatas
  • 4 huevos
  • 2 escalonias
  • 4 rodajas de pan
  • 4 cucharadas de vinagre de vino
  • Un pellizco de nuez moscada
  • Huevas de trucha
  • Unas ramitas de cebollino
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

  1. Para hacer esta receta, lo primero que vamos a hacer es frotar la piel de las patatas con un cepillo bajo el chorro de agua fría.
  2. Disponemos las patatas en una cacerola, las cubrimos con agua fría con sal. A continuación, llevamos a ebullición y las dejamos cocer durante 10 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, escurrimos las patatas, las pelamos y rallamos.
  4. Sazonamos con la nuez moscada, la mitad del cebollino picado, pimienta y sal.
  5. Una vez sazonadas, les damos forma de tortitas y las reservamos.
  6. El siguiente paso es calentar una sartén con agua y vinagre. Justo antes de que rompa a hervir, cascamos 1 huevo y lo añadimos con cuidado al agua.
  7. Con una cuchara, envolvemos la yema y la clara y seguimos hasta cuajarlo. Una vez logrado esto, lo pasamos a un bol con agua fría (hacer lo mismo con los demás).
  8. Calentamos el aceite y doramos las tortitas. Las ponemos  en platos, colocamos encima los huevos, una cucharadita de las huevas de trucha y el cebollino.
  9. Por último, acompañamos con las rodajas de pan.

Consejos para hacer esta receta con huevo

- Las huevas de trucha le dan a esta receta el toque visual y el punto colorista. Se trata de una semi conserva elaborada a partir de huevas frescas de trucha ligeramente curadas en salmuera. Si lo prefieres, puedes sustituir estas huevas por sucedáneo de caviar, que también le dará un toque de sabor original a este plato y también adorna y resulta decorativo.

- Frotamos las patatas con el cepillo porque de este modo limpiamos bien la piel eliminando posibles restos de tierra. De este modo, las podemos cocer con su piel asegurándonos de que están limpias. Lo ideal es elegir patatas del mismo tamaño, para que se cuezan todas por igual en el mismo tiempo.

- Una ventaja de cocer las patatas con piel es que absorben menos agua y pierden menos almidón.

- Es conveniente utilizar la pimienta y la nuez moscada con moderación, ya que si nos pasamos con las cantidades de estas especias puede que este plato solo sepa a ellas y arruinemos parte del sabor del huevo y de las huevas.

- El cebollino picado también se puede sustituir en esta receta por un poquito de eneldo o por un poquito de perejil picado, si lo preferimos.

- El paso de escalfar los huevos es el más importante, por eso, lo recomendable es hacerlo despacio y con movimientos suaves, para evitar que se rompa la yema.

- Esta receta se recomienda para servir como entrante y es una buena elección para una reunión con familiares o amigos.  

Continúa leyendo nuestras recetas...