Rollitos de pan de molde rellenos de quesos, rúcula y mahonesa

Si no te convence el sabor amargo y un poco picante de la rúcula, puedes sustituirla por canónigos o espinacas baby.

Ingredientes:

  • pan de molde
  • queso de untar
  • quesos variados
  • 4 cucharadas de mahonesa
  • rúcula
  • 1 aguacate
  • 100 g de pechuga de pavo (embutido)
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Pan

Elaboración:

  1. Mezcla con la ayuda de una cuchara el queso de untar con la mahonesa y unas cuantas hojas de rúcula. Corta en dados la pechuga de pavo y pela y corta en láminas el aguacate. Añádelo al queso.
  2. Pon la mezcla en el borde de una rebanada de pan de molde, sin superar la mitad de esta. Corta el queso escogido en láminas finas y agrégalo al pan. Enrolla las rebanadas dejando el relleno dentro.
  3. Guarda los rollitos dentro de un táper en la nevera hasta que vayas a servirlos. Con unos 10 minutos, será suficiente para que cojan consistencia.

Errores al preparar mahonesa casera

La mahonesa es una de las salsas más comunes y extendidas de la cocina. Su preparación no es demasiado complicada, pero un fallo puede costarnos el éxito. Esta salsa se utiliza para acompañar casi cualquier plato, ya sea pescado, carne, huevos rellenos, ensaladilla rusa, ensalada de pasta...

Por ello, te vamos a explicar los errores más habituales a la hora de hacer esta deliciosa salsa.

Utilizar muchos huevos

Si empleas más huevos de la cuenta, la cantidad de aceite se duplicará. Asimismo, tendrás que elegir si prefieres utilizar el huevo entero o solo la yema, puesto que su sabor y textura serán diferentes

No elegir buenos ingredientes

Para preparar una mahonesa casera, es recomendable utilizar huevos frescos y ecológicos. Además, recuerda que el aceite debe estar en buen estado y preferiblemente que sea de oliva.

La temperatura de los ingredientes

Para elaborar esta emulsión, los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, ya que la mahonesa corre el riesgo de cortarse. Recuerda sacar los huevos de la nevera un poco antes de preparar la receta.

No medir las proporciones

Las proporciones deben de ser medidas adecuadamente. Una mayor cantidad de aceite resultará en una mahonesa más espesa. Si el vinagre es excesivo, la mezcla puede resultar muy ácida. Una posible solución a este problema puede ser agregar unas cucharadas de leche o agua tibia. 

No utilizar bien la batidora

Para preparar esta receta, es recomendable introducir la batidora hasta el fondo y no moverla. De esta manera, los ingredientes se irán mezclando paulatinamente. El aceite debe ser incorporado en un hilo fino para que se ligue. Se puede ir moviendo la batidora de arriba a abajo cuando la mezcla sea consistente, pero recuerda no hacer movimientos bruscos.

Tirar la mayonesa si se corta

Si se te ha cortado la mahonesa, se puede recuperar sin desecharla directamente a la basura. Un truco es incorporar otro huevo batido y mezclarlo todo. Primero, bates el huevo lentamente. A continuación, vas incorporando la mahonesa como si fuera el aceite hasta que se convierta en una crema homogénea. En el caso de que la emulsión no se recupere, puedes utilizar la mezcla para otro plato como un bizcocho.

¿Te animas a preparar tu propia mahonesa casera con estos sencillos trucos? La receta no puede ser más sencilla, rápida y económica. ¡A la cocina!

Continúa leyendo nuestras recetas...