3 embutidos veganos que puedes hacer en casa

Te invitamos a que te atrevas, como lo hemos hecho nosotros, a probar estas tres recetas riquísimas.

Instagram @chorizo_calabizo
Instagram @chorizo_calabizo

Hace pocas fechas te hablamos de la apertura de la primera carnicería vegana en toda España, Compasión, que abrió sus puertas en Madrid en primavera, siguiendo los pasos de la londinense Rudy's Vegan Butcher, el primer establecimiento de este tipo en todo Europa. 

En Compasión, una de las especialidades de la casa es el embutido, lógicamente 100% vegano, para cuya elaboración no se utilizan productos malsanos como conservantes, uno de los pilares de cualquier alimentación saludable. Pero como Madrid no pilla a mano a todo el mundo, hemos pensado en darte una alternativa casera por si te está picando el gusanillo de cómo es esto del embutido vegano. 

En realidad, no es una alternativa, sino tres, que son las recetas de embutido sin productos de origen animal en su composición que te proponemos a continuación para que puedas hacerlas en casa. ¡Ojalá te guste tanto como a nosotros el resultado final!

Salchichón vegano

Para el jamón todavía no hay una solución vegana ideal, pero sí para chorizos y salchichones, por ejemplo. Las hay industriales, como el chorizo de calabaza de Calabizo, o caseras, como esta versión del “salchichón de primavera” firmada por Dimensión vegana

Ingredientes:

  • 500 g de tofu duro
  • 1/4 taza de aceite
  • 2 cucharaditas de levadura de arroz rojo en polvo
  • 30 g de integral para salchichón (mezcla de especies y condimentos que se vende ya hecha)
  • 10 g de polvo de setas
  • 140 g de gluten (1 taza)
  • 1 zanahoria cortada en tiras
  • 1/2 pimiento rojo asado cortado en tiras
  • un puñado de aceitunas cortadas o picadas

Elaboración:

  1. Procesar el tofu junto con el aceite y el colorante hasta obtener una pasta rosada. Si es necesario disolver la levadura de arroz rojo en un poco de agua para que se distribuya bien el color.
  2. Poner la pasta en un bol y agregar el integral para salchichón, polvo de setas o condimento sabor a hongos e integrar.
  3. Por último agregar el gluten poco a poco hasta formar una masa.
  4. Procesa la masa unos segundos en una batidora de alta velocidad si es que no tienes una procesadora.
  5. La masa debe cortarse muchas veces para que gelifique mejor la carne vegetal.
  6. Una vez que tengas una masa tierna y uniforme en textura le agregas aceitunas, pimiento morrón asado y si quieres unas tiras de zanahoria.
  7. Hay que apretar bien el fiambre usando un papel film para hervirlo, si tienes fiambrera casera sería ideal. También puedes cocinarlo en un paño al vapor o sumergido en agua, cada uno puede cocinarlo con el método que más te guste.
  8. Cocinarlo durante 1 hora y media. Luego estará muy tierno así que se debe enfriar haciéndolo rotar cada tanto para que quede cilíndrico. Prensarlo con papel film para que se enfríe o meterlo en un recipiente cilíndrico donde quepa bien ajustado.
  9. Dejar enfriar el fiambre vegano al menos 24 horas a 4 grados antes de cortarlo. Se puede congelar durante 6 meses en congelador a -18 grados centígrados. En la nevera dura hasta 10 días. Debes mantenerlo siempre sin contacto con el aire ya que al pasar el tiempo este lo oxida y pierde su buena apariencia.

Chorizo vegano

Hay muchísimas recetas veganas de este embutido, seguramente el más popular y el más conseguido. Nos quedamos con esta del blog Recetasveganas porque la hemos probado y el resultado es muy bueno. “Para mí la clave de este chorizo vegetal es una generosísima cantidad de pimentón dulce y un buen toque de pimentón picante, que mezclado con las guindillas, da un resultado brutal”, avisa Jenny Rodríguez, responsable de dicho portal especializado.

Ingredientes:

  • 1/2 vaso de salsa de soja (sin proteínas de leche)
  • 8 cucharadas soperas de pimentón dulce
  • 1,3 litros de agua
  • 4 cucharadas de pimentón picante (ajustar cantidad al gusto)
  • 2 cucharadas soperas de guindillas
  • 1 cucharada sopera de ajo en polvo
  • 8 cucharadas soperas de arroz blanco hervido (preferentemente redondo)
  • 20 cucharadas soperas de pan rallado
  • 2 cucharadas  y media  soperas de sal
  • 1/2 cucharadas sopera de levadura

Elaboración:

  1. En un bol mezclamos el gluten, el pimentón, las guindillas, la levadura, la sal, el ajo en polvo, el pan rallado. Una vez esté todo bien mezclado, añadimos el arroz poco a poco, distribuyéndolo por todo el bol.
  2. Añadimos el agua y la salsa de soja al bol, y mezclamos de nuevo con las manos.
  3. Colocamos una base de papel de film, y seguidamente, mojándonos las manos con agua para que no se nos quede pegado, agarramos un trozo alargado de la masa, y presionándolo y dándole forma de cilindro muy alargado, lo colocamos encima del papel de film, dejando una palma de espacio sobrante por cada esquina del chorizo. Ya colocado, lo enroscamos y apretamos dentro del papel de film.
  4. Habiendo quedado el chorizo vegano envuelto en papel de film, sobrando papel a ambos lados del chorizo, atamos cada 5 cm de chorizo con hilo, atando también el principio y el fin.
  5. Repetimos el proceso hasta acabar con toda la masa, y agujereamos levemente cada chorizo con un mondadientes o un tenedor, porque sino podría explotar.
  6. Llenamos una olla con agua suficiente para cubrir todos los chorizos veganos, encendemos el fuego, lo llevamos a ebullición y los dejamos una media hora. Luego los retiramos.
  7. Aunque también podemos comerlos nada más retirarlos de la olla, es buena idea dejarlos secar durante unas horas, simplemente para facilitar el corte .
  8. Retirar el papel de film de los chorizos y, una vez cortados en lonchas, pasarlos unos minutos por la sartén hasta que queden bien dorados.

Mortadela vegana con aceitunas

Versión firmada por el perfil de Instagram especializado en recetas veganas mis_veggie_recetas.  

Ingredientes:

  • 100 gramos anacardos crudos
  • 100 gramos almendras crudas
  • 50 ml de zumo de remolacha
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharada rasa de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada rasa de tomillo
  • 4 cucharadas de levadura nutricional
  • 3 cucharadas de agar-agar
  • 600 ml agua
  • Aceitunas verdes al gusto
  • Aceite para engrasar el recipiente

Elaboración:

  1. Cortamos las aceitunas en rodajas
  2. Ponemos el agua en un cazo y añadimos el agar-agar
  3. Llevamos a ebullición 2 minutos
  4. Mientras tanto ponemos en el procesador el resto de ingredientes
  5. Vamos añadiendo el agar-agar poco a poco y procesamos
  6. Pincelamos un recipiente redondo con aceite (el de la batidora está bien)
  7. Vertemos un poco de la mezcla al recipiente y añadimos algunas rodajas de aceitunas. Seguimos haciendo el mismo proceso hasta terminar de llenar el recipiente.
  8. Tapamos con papel transparente (tiene que estar pegado a la masa)
  9. Dejamos enfriar en la nevera
  10. Quitamos el papel y pasamos por los bordes un cuchillo
  11. Damos la vuelta y desmoldamos
Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo