Aperitivos a base de salmón ahumado para un picoteo

Es el pescado que más se presta para preparar una amplia variedad de entrantes. Solo hay que echarle imaginación para dar con el mejor repertorio.

Aperitivos con salmón
Aperitivos con salmón (Foto: iStock)

El salmón ahumado es quizá uno de los ingredientes que mejor se presta a la hora de preparar un aperitivo a la altura de una buena comida o cena posterior. Primero porque es fácilmente manipulable, no requiere de elaboraciones complicadas puesto que puede comerse tal y cual y tiene un sabor muy característico pero que no por ello resulta invasivo. De hecho, acompaña genial a frutas, verduras y quesos por este motivo, por lo que ofrece decenas de posibilidades en la cocina. 

Elaboraciones con salmón ahumado para primeros y segundos platos hay muchas que puedes hacer, igual que en el caso de los picoteos, en los que debes tener en cuenta que lo más cómodo es hacer recetas que se coman de un solo bocado y generalmente con la mano. Ir a lo práctico, por tanto, suele ser lo más acertado y, además, lo más sencillo para que no tengas que pasar horas preparándolos. 

Como sabemos que muchas veces lo que falta no son las ganas sino las ideas, te dejamos un poco de inspiración para que la próxima ocasión en la que te toque ejercer de anfitriona dejes a tus invitados más que satisfechos. 

Brochetas de salmón, mango y aguacate

Fácil y vistoso, esta brocheta tricolor formada por mango, salmón ahumado y aguacate es además de lo más saludable. Perfecta para una cena con amigos, para sorprender a los peques de la casa con una merienda cualquiera o por si te animas a preparar una fiesta tropical en casa. Solo necesitas partir los ingredientes en trozos pequeños y pincharlos con un palo de brocheta. 

Daditos de salmón marinados

daditos
Daditos de salmón (Foto: iStock)

Para esta receta necesitarás un lomo de salmón ahumado más grueso de lo habitual y solo tendrás que cortarlo en daditos, marinarlos en salsa de soja o zumo de lima con un poco de sésamo y servir. Más fácil, imposible. 

Palmeritas de salmón ahumado

El hojaldre y el salmón son dos ingredientes que siempre casan genial. En este caso, no te proponemos prepararlos como las clásicas delicias o en tipo empanada sino como si fueran palmeras para hacerlo aún más apetecible. Demuestra tu destreza con la masa de hojaldre y, después de añadirles salmón y un poco de queso crema, dales esa característica forma de corazón, hornea y decora con unas semillas de sésamo. 

 

Milhojas de patata y salmón ahumado

Si prefieres hacer algún aperitivo caliente, cuece unas patatas, córtalas lo más finas que puedas y ve colocando sobre ellas un poco de salmón ahumado y más patatas montándolas a modo de milhojas. Cuando las tengas, colócalas sobre una fuente con un poco de bechamel y queso rallado por encima, hornea unos minutos hasta que quede gratinado y ¡listo! 

Rollitos de salmón

A veces lo más sencillo puede ser lo más rico. Coge los lomos de salmón ahumado -a ser posible que estén cortados finamente-, y úntales un poco de queso crema o queso gorgonzola sobre ellos, añádeles un espárrago, un poco de aguacate, unas nueces, una perlita de mozzarela o un trozo de tomate y enrolla. Solo necesitarás colocar un palillo o pincho para que no se deshaga y estará listo para comer. Incluso los más torpes en la cocina podrán quedar bien con sus invitados. 

Aguacates rellenos de salmón

Aguacates rellenos
Aguacates rellenos (Foto: iStock)

Corta los aguacates longitudinalmente, vacíalos, pícalos finamente y mételo en un bol con poco de zumo de limón. Añade el samón cortado, tomate en daditos y mayonesa o salsa rosa. Mézclalo y colóca el resultado final sobre las cáscaras de los aguacates para servir o, si quieres hacer porciones más pequeñas, sobre unos volovanes. 

Blinis con hummus y salmón

Tan sencillo como colocar en los blinis un poco de hummus y, sobre ellos, salmón cortado pequeñito por encima. Puedes añadirle algún fruto seco troceado para aportar ese toque crujiente que lo convertirá en el bocado perfecto. 

Vasitos de crema con salmón

Por último, otro recurso sencillo que siempre funciona en los aperitivos es el de preparar una crema y repartir en pequeños vasitos sobre los que puedes colocar pequeños trocitos de salmón ahumado marinado previamente en un poco de zumo de limón o salsa de soja. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo