Vídeo de la semana

Los pasos para preparar la mejor ‘poutine’ de patatas

¿Conoces este plato tan sabroso? Típico de la gastronomía francesa, es uno de lo más famosos en Canadá. ¡Así puedes prepararlo en casa!

pasos poutine
Unplash

¿Alguna vez has oído hablar de la ‘poutine’? Este sabroso plato francés es uno de los más famosos de la Gastronomía de Quebec. Elaborado con patatas fritas, queso en grano fresco —normalmente cheddar muy poco curado— y salsa de carne, se prepara añadiendo el queso troceado a las patatas fritas recién hechas, recubriendo la mezcla con la salsa de carne caliente, que funde el queso y ablanda las patatas. 

La poutine es uno de los platos de comida rápida quebequense más famosos, hasta el punto de haber inspirado muchas recetas de restaurantes como McDonalds, KFC o Burger King. Aunque es un plato bastante calórico -y poco saludable- su sabor es espectacular y por ello gusta a todo el mundo. Se dice que la poutine se inventó en el año 1957 en una zona rural de habla francesa de Quebec, cuando un comensal habitual le pidió a un chef que le pusiera cuajada de queso encima de sus patatas fritas. La queja del chef, comentando "Ça va faire une maudite poutine (eso será un maldito lío), terminó por dar nombre a este invento culinario hoy conocido en prácticamente todo el mundo. ¿Interesada en probarlo? ¿Quieres intentar hacerlo en casa? Aquí van los pasos para preparar la ‘poutine’ perfecto. ¡Toma nota!

  1. Las patatas: Unas buenas patatas de poutine deben cumplir dos requisitos. Primero, deben estar cortadas de forma bastante fina, para que la salsa pueda filtrarse entre ellas cuando se vierta. En segundo lugar, deben estar fritas de forma que queden muy crujientes, de modo que cuando la salsa se vierta la absorban para crear una textura cremosa.
  2. El queso: ¿Qué queso utilizar para cubrir las patatas? Lo más recomendable es usar queso cheddar, aunque puedes optar por requesón (en Canadá, por ejemplo, es bastante fácil de conseguir) o mozzarella. Necesitarás aproximadamente una pelota o bola de queso por persona y ración.
  3. La salsa: Es el paso más importante: si inviertes en una buena salsa será mucho más probable que consigas una gran poutine. La tradición dice que la salsa debe ser liviana y no demasiado espesa, de modo que todas las patatas fritas se cubran con facilidad. La mayoría de las recetas francesas utilizan una mezcla de caldo de pollo y de res para lograr esta salsa de carne. ¿Un consejo? Si eres golosa, espesa la salsa y vuélvela un poco más dulce con un poco de salsa de arándanos. Te encantará
También te puede interesar:

Continúa leyendo