Los quesos más famosos de Asturias: conoce su gran variedad

Conoce los quesos asturianos más famosos. Son perfectos para elaborar distintas recetas e incluso para picotear antes de comer, aunque lo habitual en Asturias suele ser comer la tabla de quesos de postre.

Asturias es uno de los grandes referentes en el mundo de los quesos. Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que hay más de 42 variedades de quesos asturianos. Todos son excelentes, pero, para conocerlos un poco más a fondo, hemos tratado de seleccionar algunas de las mejores opciones o al menos los más famosos.

El queso Taramundi, ideal para gratinar o fundir, y también para complementar un buen vino o sidra.

Algunos de los quesos más reconocidos de Asturias

Como hemos dicho antes, la variedad de quesos asturianos es muy amplia, así que no es fácil decantarse por unos pocos. A pesar de eso, hemos tratado de reunir algunos de los más famosos en esta lista.

Queso de Cabrales

Lo más seguro es que lo hayas oído nombrar, pues es famosísimo. Incluso puede que lo hayas olido o probado. Si has hecho esto último, seguro que te acuerdas, pues su aroma y su sabor no son de los que pasan desapercibidos.  

Este queso se elabora durante todo el año a base de leche cruda. En los meses de junio y julio es cuando se mezcla con leches de oveja y cabra. Después, para madurar el queso, es indispensable que este esté de 2 a 5 meses en unas cuevas con una temperatura de 8º a 12º C y una humedad relativa del 90%.

Quesos de Taramundi

Tal y como su nombre indica, estos quesos se fabrican en Taramundi, un municipio que está en el extremo occidental del Principado de Asturias. Su gusto es muy característico, con un toque mantecoso. Es ideal para gratinar o fundir, y también para complementar un buen vino o sidra. Hay tres variedades: el madurado con leche de cabra y vaca (con un 50% de cada leche), el de cabra puro y el de avellana y nuez.  

Quesos La Peral

Estos quesos se elaboran en Illas, un concejo de la zona central de Asturias. Para que te hagas una idea, es muy similar al queso roquefort francés. Es madurado durante unos 3 meses en una bodega natural y tiene moho noble.

Su color es blanco amarillento, no tiene corteza y es perfecto para untar. En cuanto a su interior, es firme, aunque no compacto, pues tiene unas cavidades y grietas por donde se desarrolla su característico moho.

Queso Gamoneu

Este queso, que se elabora en varias aldeas de los concejos de Onís, es de tres leches. Se deja madurar en cuevas naturales hasta que su corteza está ahumada, con una capa algo mohosa con tonos grises, verdosos y rojizos. Su pasta es seca y quebradiza, y el sabor es desarrollado y un tanto picante.

Queso de los Beyos

Este queso es pequeño y cilíndrico (suele pesar entre un cuarto y medio kilo y su medida raramente supera los 15 centímetros de diámetro) puede hacerse con leche de vaca y oveja o con leche de vaca solamente. Se elabora de forma totalmente artesanal en Ponga y Amieva, dos concejos asturianos. Su proceso de maduración es de solo 3 semanas.

Esperamos que este repaso por los quesos más populares de Asturias te haya sido útil para conocerlos un poco mejor, y hasta para decidirte a probar alguno de ellos. Como habrás visto, hay para todos los gustos, desde los más suaves hasta los más fuertes. ¿Con cuál te quedas?

También te puede interesar:

Continúa leyendo