Salsa barbacoa casera, ¡dale vida a tus recetas más carnívoras!

Anota esta receta de salsa barbacoa casera para dar un toque original a tus carnes y pizzas.

La has visto en multitud de recetas, la has catado en pizzas, burgers (va estupenda con el pulled pork) y se lleva genial con las carnes a la brasa. La BBQ Sauce es un básico de las salsas cuando de carne se trata y habitualmente se utiliza para cocinar pollo y carne de cerdo. No se suele utilizar como salsa para dipear, sino que más bien se incluye en el proceso de elaboración de los platos o se reemplaza el tomate por ella (como ocurre con las pizzas). 

Se trata de una salsa made in USA, donde apareció por primera vez en 1909 en Atlanta. La receta primigenia se elaboraba con una base de tomate, mostaza, vinagre y chiles o salsa picante. Luego fue la compañía Heinz quien comenzó a distribuir esta salsa a nivel nacional. Y desde ese momento hasta hoy, en nuestra mesa, nevera y alacena. Respecto a su sabor, quizá lo has percibido pero presenta cierto dulzor ya que normalmente el azúcar es uno de sus ingredientes (que puede o no añadirse, ya que siempre puede optarse por una opción algo más ligera). De hecho, el azúcar se carameliza durante el cocinado, aportando ese toque tan característico de esta salsa. El dulzor se compagina con notas algo ácidas, que proceden del vinagre o el tomate que también interviene en su elaboración.

En este caso, utilizaremos miel en lugar de azúcar, y la preparación es tan sencilla que seguro que esta receta pasará a ser una de tus indispensables. Respecto al picante, también es opcional y puedes hacerla más o menos spicy. El resultado ya te lo adelantamos: una salsa barbacoa cremosa perfecta para marinar carnes. Let’s go!

Ingredientes (para 300 ml de salsa):

  • 200 gramos de salsa de tomate (si es casera, mejor que mejor)
  • 2 cebolletas (o en su defecto, una cebolla de tamaño medio).
  • 2 cucharadas soperas de azúcar moreno.
  • 2 cucharadas de salsa Perrins (o salsa Worcestershire).
  • 1 cucharada de pimentón dulce (o si lo prefieres, pimentón picante).
  • 1 cucharada de mostaza.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 2 cucharadas de ketchup.
  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • 4 cucharadas de vinagre.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 7-8 gotas de tabasco (opcional).
  • Pimienta negra molida y sal.

Elaboración:

  1. Picar las cebolletas tras haberlas lavado previamente.
  2. Dejar que las cebolletas se hagan a fuego medio durante 10 minutos en una sartén con un poco de aceite de oliva y añadir sal al gusto.
  3. Cuando la cebolleta haya empezado a dorarse, agregar el azúcar y revolver para que se caramelice bien.
  4. Añadir la salsa de tomate y dejar un par de minutos más.
  5. A continuación, añadir los ingredientes restantes: el pimentón dulce (o picante), la mostaza, la salsa Perrins, la miel, la salsa de soja, el vinagre, el ketchup, el tabasco y la pimienta negra molida al gusto. Dejar entre 5 y 10 minutos removiendo de vez en cuando y después retirar. ¡Nuestra salsa barbacoa casera ya está lista!
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo