Barritas de granola caseras para desayunos y meriendas

Receta de un delicioso snack con el que picar entre horas estés dentro o fuera de casa.

Ingredientes:

Barritas de granola
iStock
  • Una taza y media de copos de avena
  • Un poco más de media taza de azúcar granulada
  • Un tercio de una taza de harina de avena (puede comprarse hecha o hacer con un robot de cocina a partir de copos)
  • Media cucharadita de sal
  • Una pizca de canela molida (opcional)
  • De 2 a 3 tazas de frutas secas y nueces al gusto
  • Un tercio de una taza de mantequilla de cacahuete
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
  • 6 cucharadas de mantequilla derretida
  • Un cuarto de taza de miel (jarabe de arce o jarabe de maíz también vale)
  • 2 cucharadas de jarabe de maíz (puede sustituirse únicamente por miel)
  • 1 cucharada de agua
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Frutos Secos
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 175º y prepara un molde rectangular engrasado y con papel de horno si lo consideras oportuno.
  2. Mezcla los ingredientes secos, incluidas las nueces y las frutas. 
    En otro recipiente, mezcla la vainilla, la mantequilla los edulcorantes y el agua.
  3. Añade los ingredientes húmedos a los secos e incorpora la mantequilla de cacahuete. Remueve hasta que la mezcla sea compacta y desmenuzable.
  4. Dales forma de barra presionándolos contra el molde previamente preparado.
  5. Hornea durante 30 ó 40 minutos la masa, hasta que se doren los bordes e incluso la parte superior. Cuando lo saques del horno seguirá blando, no estará todavía tan asentada la masa como cuando se enfríe. Es normal.
  6. Deja que se atempere alrededor de 20 minutos o media hora y saca el bloque de la masa y que se sigan enfriando todas sus partes.
  7. Cuando esté frío al completo, con un cuchillo de sierra o similar, corta el bloque en cuadrados o rectángulos para tener barritas individuales.
  8. Para almacenarlas, envuelve cada una en plástico o guárdalas en un recipiente hermético apiladas. Se pueden congelar y si el clima es húmedo, para que no se reblandezcan, es mejor guardarlas en la nevera.

La granola casera es una de las recetas más flexibles y adaptables que hay porque se puede ajustar la cantidad e incluso la variedad de frutos secos, especias y productos dulces al gusto de cada familia. Incluso se pueden añadir copos de arroz, semillas de lino o sésamo y hasta frutas secas. Y, por supuesto, puedes incorporar chocolate, preferiblemente negro, en chips, si no puedes resistirte. Cualquier ingrediente que se adapte bien a una masa crujiente y pegajosa como esta y quede bien compacta. Por lo tanto, esta receta puede servirte de guía para hacer tus versiones personalizadas hasta dar con tu favorita.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...