Panes planos de yogur

Ideales para comer solos, con mantequilla, con un huevo o como acompañamiento de ensaladas, salteados y demás platos principales.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 260 gramos de harina de trigo clásica, y más para enrollar después
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 taza de yogur natural o yogur griego
  • 2 a 4 cucharadas de agua
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida sin sal, aceite de oliva, aceite de coco o ghee (para el montaje)
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Cereales

Elaboración:

  1. Combina la harina, la sal y el polvo de hornear en un bol grande.
  2. Agrega yogur y revuelve para mezclar todo bien. Es posible que tengas que triturarlo un poco. Y si es necesario -depende del yogur-, añade agua de cucharada en cucharada, 1 revolviendo bien para combinar, hasta que se forme una mezcla uniforme. En el caso del yogur natural (no griego), es posible que necesite de 2 a 3 cucharadas de agua en total; para el griego, es posible que necesite hasta 4 cucharadas. Y si el yogur es casero o más líquido que estos, es posible que no necesite agua en absoluto.
  3. Mezcla lo mejor que puedas con una cuchara y luego, si puede meter las manos en el bol (limpias), úsalas para juntar la masa en una bola.
  4. Transfiere a la encimera y amasa hasta obtener una bola suave, aproximadamente de 1 a 2 minutos.
  5. Enharina ligeramente un lugar en la encimera, coloca la bola de masa encima y voltea para rematarla.
  6. A continuación, divide la masa en 8 gajos.
  7. Trabajando de uno en uno con ellos, enharina  ligeramente su mostrador y extiende cada uno en una forma redonda tan delgada como sea posible.
  8. Cepilla con delicadeza con 2 cucharaditas de mantequilla o aceite de oliva.
  9. Enrolla la masa en un cilindro delgado, luego enrolla cada cilindro en una bobina (se verá como una caracola).
  10. Coloca cada rollo de masa nuevamente en un lugar enharinado y cubre, dejando que repose de 15 a 20 minutos. Repita con los pedazos restantes de masa.
  11. Caliente el horno a 150 grados y deja preparada una bandeja para hornear grande.
  12. Enrolla una última vez cada caracola para que aplane y cepilla la parte superior con más mantequilla, puede ser un poco más generoso aquí. Distribuye todas las que quepan en la bandeja y deja las demás reposando sin hacer todavía este paso previo al horneado.
  13. Calienta primero una sartén a fuego medio bajo.
  14. Voltea el pan plano con la mantequilla hacia abajo sobre la sartén y cocine hasta que se dore por debajo, aproximadamente 5 minutos.
  15. Da con un pincel o similar mantequilla sobre la parte superior con a medida que se cocine en el primer lado, luego da la vuelta al pan de yogur y continúa cocinando hasta que tenga el mismo color dorado intenso en el segundo.
  16. Transfiere a la bandeja para hornear y coloca en el horno para mantener el calor. Continúa el proceso con los panes planos restantes.
  17. Apaga el horno una vez estén todos hechos en la sartén. Si los guardas en papel aluminio en la nevera, caliéntalos en el horno de nuevo antes de consumirlos. 
También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...