Pincho de cogollo, anchoa y menta

Puedes utilizar los pimientos asados sobrantes para hacer una ensalada con ellos acompañados de cebolla y ventresca de bonito.

Ingredientes:

  • 1 cogollo
  • sal 
  • vinagre
  • 300 g de caldo de pimiento
  • 3 g de Kappa (gelificante de acción rápida)
  • 2 kg de pimientos rojos 
  • 8 filetes de anchoa
  • brotes de menta
Tiempo de preparación: 120 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Verduras

Elaboración:

  1. Escoge las mejores hojas del cogollo, quita la base y corta por la mitad. Trocea cada mitad en 3 partes iguales de unos 9 cm aproximadamente, evitando que sea demasiado grueso o grande. Sazona bien con sal y añade vinagre.
  2. Asa los pimientos a 180 °C, hasta que estén bien hechos. Filma las placas de los pimientos, para que suden y suelten todo el caldo durante varias horas. Cuando estén fríos, después de sacarlos del horno, ponlos sobre un recipiente con colador, para colar todo el caldo que haya en las placas. Una vez que se ha colado bien, pela los pimientos y guárdalos para otra elaboración. Reserva el caldo.
  3. Diluye la Kappa con el caldo de pimiento en un cazo y ponlo a 80 °C. Baña los cogollos dos veces con un palillo de brocheta y resérvalos.
  4. Escurre el exceso de aceite de la anchoa y retírale las espinas. Quita el exceso de baño de pimientos del tallo del cogollo con una puntilla. Pon dos cubos de anchoa sobre el cogollo y, entre estos, las tres hojas de menta. Sirve.

Continúa leyendo nuestras recetas...